Sofás y butacas retro de colores


Mirando revistas de decoración para identificar las últimas tendencias, me ha llamado mucho la atención cómo se prodigan los muebles de estilo retro últimamente, sobre todo los de los años 70 y 80. Los asientos (sofás, butacas, sillones…) son algunos de los elementos de este estilo que más me gustan, sobre todo cuando se renuevan con tapicerías llenas de color.

El capitoné brilla con luz propia en estas piezas, muy especialmente si se le añaden toques alegres y divertidos como los botones de colores. ¿Queréis saber cómo integrar bien este tipo de muebles retro en la decoración de vuestro hogar?

Recuperar las “joyas” de la familia

En primer lugar, echad un vistazo a vuestra casa, la de vuestros padres o abuelos, el trastero… Es posible que tengáis la suerte de encontrar alguna de estas “joyas” retro abandonada, esperando revivir a todo color. Si es así, cogedla y no la soltéis. Podéis renovar las patas y otros elementos de madera lijándolos suavemente y aplicando una mano de barniz satinado, bien extendido. Y después, escoged una tela de un color vivo y brillante (preferiblemente lisa) y llevad la pieza a tapizar. No dejéis de indicar al tapicero que queréis botones de colores para el capitoné: podéis llevarlos vosotros mismos para evitar confusiones. Es un detalle fundamental.

Combina colores sin miedo


Los tres modelos que veis en estas fotos forman parte de la colección de la firma Darlings of Chelsea, y llevan nombres de las heroínas de las obras de William Shakespeare. Rosaline es el nombre del precioso sofá amarillo, mientras que la butaca azul se llama Titania, y la rosa, Viola. La firma ofrece la posibilidad de tapizar cada pieza en el color que se desee. Este tipo de muebles queda estupendo si combinamos los colores: imagínate un sofá amarillo y dos butacas rosas, sobre un suelo de madera clara y en un salón con paredes blancas y muchas plantas de hoja verde. También son perfectos para dar vida a algún rincón desaprovechado de la casa, creando un punto de decoración retro que contraste con el resto del ambiente.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *