Técnica del esponjado para pintar


El esponjado, también llamado trapeado, es una de las muchas técnicas para pintar y que hay y gracias a la cual puedes obtener muy buenos resultados en el acabado en tipos de superficies como la madera, la cerámica o el yeso. Es una técnica que se utiliza mucho cuando se quiere cambiar el aspecto y la textura de las paredes, mesas, puertas o sillas.

A continuación te daré todos los detalles de la técnica del esponjado para que llevas ejecutarla a la perfección en cualquier superficie. Toma nota:

– Es una técnica muy rápida y fácil de aplicar ya que consiste únicamente en pasar un trapo o una esponja sobre una superficie que esté recién pintada.

– Puedes utilizar un montón de colores y combinaciones, aunque lo ideal es hacerlo con colores homogéneos para que no haya un contraste muy importante entre la pared y el esponjado. Si lo vas a hacer sobre madera que sepas que una de las combinaciones más utilizadas es la formada por los colores ocre y marrón.

– Si quieres aplicar dos colores, en la capa superior deberás poner el más claro y dejar que se seque totalmente antes de aplicar el segundo color.


– Para empezar con el esponjado vas a necesitar una esponja natural, una pintura plástica al agua o esmalte al aceite, levadura de aceite y una brocha para pintar la pared.

– Lo primero es pintar la superficie como lo haces normalmente y dándole las manos que creas necesarias. Cuando se haya secado totalmente la última mano deberás darle una mano de levadura de aceite.

– Después, coge la esponja, mójala en la pintura que quieras para contrastar con el fondo y ve dando ligeros golpecitos que dejen manchas irregulares sobre la superficie ya pintada. Una vez hecho y seco, pásale un trapito y si quieres vuelve a pasar la esponja si no ha quedado a tu gusto.

– Esto puedes hacerlo también con un trapo en lugar de con una esponja y el procedimiento es el mismo, aunque debes tener en cuenta que el trapo debe estar totalmente limpio y que lo deberás ir doblando para que la textura quede pareja en toda la pared y no con más carga en un lugar que en otro o con una forma diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *