Tipos de humedad en las paredes

humedad-en-la-pared
Uno de los principales problemas que pueden aparecer en el hogar son las humedades, que pueden cargarse literalmente cualquier pared y además afectar a la salud de todos los que viven en esa casa. Para poder combatir la humedad, lo principal es saber a qué se debe y de qué tipo es. El saber a qué te enfrentas sin duda será muy importante para poder conseguir la mejor solución y no solo eliminar la humedad sino, en la medida de lo posible, lograr que no vuelva a salir.

Humedades con causas distintas

La humedad puede también resultar muy dañina especialmente para los niños ya que puede hacer que se vuelvan más frágiles y desarrollen alergias. Así pues, hay que prestarle mucha atención. Toma nota de los tipos de humedad en las paredes:

Humedad por capilaridad: esta humedad se da porque tanto el agua como oros líquidos tienen la capacidad de subir o bajar por una superficie porosa, y las paredes lo son. Es un tipo de humedad que suele aparecer muy especialmente en sótanos, garajes o plantas bajas ya que el agua viene del subsuelo. Cuando la pared absorbe todo el agua es cuando se empieza a acumular la humedad, lo que hace que aparezcan las manchas en la pared, que haya olor a humedad o que la pintura de desconche.

Humedad por filtración: aparece cuando el agua llega directamente por los muros, como suele suceder con las goteras cuando llueve mucho o cuando alguna grieta hace que se filtre el agua. Suelen aparecer algunas gotas que poco a poco se van extendiendo y formando una mancha que da paso al moho. Este tipo de humedad también tiene olor y hace que aparezcan no solo hongos sino también algunos insectos.

Humedad por condensación: suele ser la más difícil de detectar y, cuando se hace, se suele pensar que el origen de la humedad es alguna de las causas anteriores. Aparece cuando la humedad que hay en el aire se condensa al entrar en contacto con una superficie fría como suele ser la pared. Aparece principalmente por las noches y la puedes ver cuando a primera hora de la mañana ves pequeñas gotas de agua en la ventana, así que límpialas siempre para que no se acumulen. Es también la humedad que generamos al darnos un baño o una ducha o al cerrar mal puertas y ventanas.

Artículo recomendado: Cómo pintar paredes con humedad

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *