Un baño clásico en gris y blanco


Si bien el minimalismo y las líneas rectas y básicas son una tendencia que continúa de plena moda, los ambientes clásicos inspirados en tiempos pasados también son hoy día de lo más trendy. Los estilos retro y vintage parecen estar presentes en casi todas las revistas y tiendas de decoración, y no me extraña: están llenos de encanto y le gustan a casi todo el mundo.

Lo mejor es conseguir adaptar las dos tendencias (moderna e inspirada en el pasado) para lograr ambientes tan elegantes como el de esta foto. Para ello, nada mejor que ayudarse de colores retro como el blanco y el gris, que nunca fallan.

Las paredes de este baño no son uniformes, sino que siguen una moda que cada vez está más vigente en los revestimientos cerámicos: la combinación de distintos tonos en una sola estancia. Con una misma gama de azulejos (en este caso se trata de la serie Tiffany Serena de Keraben), una de las paredes se ha revestido completamente en un elegante gris grafito, mientras que la otra es blanca con listelos grises. El formato rectangular y longitudinal de las piezas es muy original y aporta una sensación moderna al ambiente clásico.

Los muebles, en este caso, son todo un acierto. Son clásicos a tope, con un cierto regusto campestre y un toque vintage. Lacados en color blanco, sus líneas y torneados contrastan con el diseño recto y austero del revestimiento cerámico. Una buena idea es buscar muebles parecidos en rastros y desembalajes, para luego lacarlos bien y utilizarlos como mueble bajo-lavabo, estanterías… Y si tienes espacio, ¿por qué no un sillón como el de la imagen? Si además añades unos accesorios sencillos para el almacenaje, convertirás tu baño en una estancia perfecta tanto para el aseo como para el relax y la comodidad.

Fotografía: ASCER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *