Un rincón para que jueguen los niños


Muchas veces nos empeñamos en que las habitaciones de los niños sean muy bonitas, pero a veces nos olvidamos de que también tienen que ser funcionales y que los niños tienen que tener su espacio para jugar. Es importantes hacerles saber a los más pequeños de la casa que pueden jugar en cualquier sitio, pero si tienen un sitio especial para ellos nos evitamos tener juguetes esparcidos por todo el salón. También es importante distinguir entre los lugares que son de jugar de otros por ejemplo destinados a hacer los deberes.

El juego es el medio por el cual el niño adquiere habilidades sociales y físicas para el futuro, luego es esencial dedicarle mucha atención al sitio donde juega. El rincón de jugar puede estar en el salón de estar, así el niño puede compartir su espacio con los mayores. Se le puede colocar un pupitre con lápices para que el niño pinte mientras los mayores están por ejemplo, leyendo (preferiblemente son la tele puesta).

La cocina también puede ser un sitio que el niño descubra para jugar. Se le puede destinar varias baldas de un armario bajo para que tenga allí un delantal y juguetes de cocina. Los niños que ayudan a sus madres a hacer pasteles por ejemplo deserrollarán la creatividad de mayores. Eso sí, hay que evitar dejar a su alcance posible utensilios peligrosos como cuchillos.

El mejor sitio para que los niños tengan su rincón de juegos es su propia habitación. el rincón de juegos puede consistir en una estantería donde los juegos estén organizados. Es importante mantener esta zona bien ordenada, así que una idea es clasificar los juegos en cajas de colores: en una podrían ir los muñecos, en otra las pinturas, en otra disfraces, en otra cuentos… Así el niño identificaría cada color con un tipo de juego. Es importante tener en cuenta que los niños pasan mucho tiempo en el suelo, así que una moqueta o alfombra divertida en el rincón de jugar les evitará coger frío. También hay que tener mucho cuidado de que no haya ningún enchufe cerca de esta zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *