Una cabaña llena de encanto y color


Las fotos de esta preciosa cabaña me han enamorado desde el primer momento. Sus colores, su luminosidad, el acierto en la elección de los textiles y la personalidad que destilan los espacios, son perfectos para coger ideas y detalles con los que conseguir un efecto parecido. La idea principal, a mi parecer, es decorar paredes y techos en color blanco para luego aportar el color en las carpinterías, los muebles y los complementos.

La cabaña forma parte de un conjunto de casitas para vacaciones que se encuentran en Tybee Island (EEUU), y en concreto ésta tiene el divertido nombre de The Shrimp (La Gamba). Todas ellas han sido decoradas por la interiorista Jane Coslick, que ha conseguido un resultado fantástico.

Cerca del mar


Al principio, la cabaña era solo un viejo taller de venta de maquinaria que contaba con tan solo una ventana… A la que la interiorista le añadió ¡otras catorce! El trabajo, que llevó a cabo ella con sus propias manos, es sin duda una auténtica maravilla.

La cabaña se encuentra a unas manzanas del océano y se puede alquilar a través de la empresa Mermaid Cottages. Consta de dos dormitorios y dos baños, lo que ofrece mucho espacio para familias o parjeas. La cocina está completamente equipada con vajilla y “cacharros” a todo color, donde reina el turquesa sobre el resto de la paleta.

Color y confort a tope


Otro de los aciertos de esta preciosa casita es su porche acristalado, un idílico lugar para pasar horas y horas de relax. La cabaña también está equipada con instalaciones completamente renovadas, así como con hermosos muebles entre los que destaca la gran butaca con funda a rayas. Pero esta hermosa casita también tiene un defecto… Que cuando vas a pasar en ella tus vacaciones, ¡al marchar seguro que no querrás volver a tu casa! Eso sí, no cuesta nada quedarse con sus magníficas ideas y detalles para llevarlos a nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *