Claves del estilo industrial

Share on Facebook17Tweet about this on Twitter3Share on Google+3

industrial
Este año el estilo industrial tendrá menos protagonismo que otros años. De hecho, como te contamos hace unos días en nuestro artículo “Tendencias que dejarán de serlo en 2017”, algunos elementos clave de este tipo de decoración, como las superficies metalizadas de aspecto fabril, ya no estarán tan de moda. Sin embargo, somos muchos los que seguimos fascinados por este estilo, así que no vamos a renunciar a él. Si formas parte de ese grupo de personas, te recomendamos que estés muy atento a lo que te contamos hoy.

¿Quieres introducir el estilo industrial en alguna estancia de tu hogar o en tu vivienda al completo? ¡Pues será mejor qué descubras cuáles son sus principales claves! ¡Te las contamos a continuación!

Espacios diáfanos

En primer lugar, debes saber que una de las principales características del estilo industrial es que apuesta por los espacios amplios y diáfanos, por lo que es habitual que las estancias sean un conjunto propio, sin separación de espacios. Por eso, es perfecto para las viviendas tipo loft. Así, si quieres una casa de estilo industrial y puedes permitírtelo, tira abajo las paredes, especialmente las que sirven para separar la cocina del comedor y el salón

industrial1

Grandes ventanales

Los grandes ventanales también juegan un papel muy importante en los espacios de estilo industrial. Esto se debe a que las ventanas grandes eran muy típicas de las antiguas fábricas, en las que se intentaba aprovechar al máximo la luz natural. Y ya sabes que este estilo se inspira precisamente en los lofts que surgieron en los años 50 en Nueva York, cuando artistas y estudiantes ocuparon las fábricas y los almacenes abandonados para convertirlos en viviendas.

Elementos estructurales a la vista

Otro rasgo fundamental del estilo industrial es desnudar la estructura. Así, las vigas, las cañerías, las tuberías, los cables y los ladrillos de las paredes pueden quedar perfectamente a la vista.

industrial2

Materiales nobles

En cuanto a los materiales, predominan los más nobles como, por ejemplo, las maderas poco tratadas, al natural, que se encargarán de aportar calidez. Además, es imprescindible añadir elementos de metal: acero, hierro, aluminio. Estos últimos materiales pueden estar presentes tanto en muebles (sobre todo en mesas y sillas), como en complementos. Por otro lado, debes saber que el cemento también puede estar presente en suelos y paredes. En cuanto a las texturas, predominan las naturales.

Colores neutros

A la hora de crear un ambiente industrial deberás prestar especial atención a los colores escogidos para los diferentes elementos. Los más adecuados son los neutros, en especial el blanco, el gris, el negro y el marrón. Eso sí, tampoco es mala idea añadir pequeñas pinceladas en colores como el rojo o el azul.

industrial3

Piezas vintage o recicladas

Por otro lado, debes saber que en el estilo vintage son muy habituales los muebles antiguos, así que es buena idea que recurras a tiendas de antigüedades o rastrillos. Además, puedes añadir piezas de mobiliario típicas de las fábricas como, por ejemplo, las taquillas. Otros muebles que encajan a la perfección son las mesas de ebanistas, las vitrinas de las farmacias o los sillones de cuero desgastados.

Iluminación

También es importante que prestes atención a la luz artificial, y más especialmente al tipo de lámparas que escoges para las diferentes habitaciones. Y es que estos elementos juegan un papel esencial. Las lámparas grandes de metal, las bombillas a la vista y los focos de cine son muy típicos de este estilo. Y aunque los modelos de metal son los más habituales, también es buena idea que apuestes por diseños en madera o vidrio. Además, debes saber que las letras y las palabras luminosas también son bien recibidas.

industrial4

Detalles

Por último, queremos comentar que, aunque no deberás abusar de los objetos decorativos, sí que es importante que añadas algunos detalles que aporten un toque personal. Preferiblemente deberás apostar por objetos que tengan una función concreta, como las botellas de vidrio, las cajas de hierro, las tijeras antiguas, las jarras de aluminio… Por supuesto, también puedes añadir objetos típicos de las fábricas y otros elementos antiguos.

Artículo recomendado: Genuino apartamento de estilo industrial en Londres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *