Decorar con tejidos naturales
Los tejidos naturales son excelentes para un montón de cosas en nuestro hogar, especialmente para la decoración, donde pueden jugar un papel muy importante. Los tejidos lisos son muy suaves, lo que les convierte en un elemento ideal para decorar el dormitorio. Toma nota de los tejidos naturales en la decoración para que puedas elegir el que mejor te convenga:

Junco o seagrass: Es de color verde claro y su principal característica es que si se moja el agua se absorbe rápidamente y no deja manchas ni cambia el aspecto o tonalidad del tejido. Se puede colocar en cualquier ambiente ya que se adaptan a cualquier estructura. Es muy importante que haya cierto nivel de humedad para que no se seque ni se rompa ya que puede quebrarse. Si donde vives hay un clima muy seco te recomiendo utilizar un humidificador de vez en cuando en la estancia donde tengas este tejido.

Ábaca: También se conoce como cáñamo de Manila y es una fibra muy resistente que también se utiliza para hacer telas muy finas. Es de color claro y tiene un brillo nacarado muy bonito. Queda muy bien tanto en dormitorios como en salones.

Bambú: Los elementos que se hacen con este material, como las alfombras, se hacen en pequeñas tablas que se tiñen en tonos naturales, en marfil casi blanco o en negro con una base de fieltro. Es un tejido muy decorativo que queda muy bonito, además de ser muy resistente.

Papel: Suelen hacerse de tonos naturales y son muy ecológicos ya que no perjudican el medio ambiente. Aunque no lo parezca tiene la misma resistencia que la madera. Tienes que tener mucho cuidado porque no toleran la humedad así que utiliza un deshumidificador si hay mucha en tu hogar. Las alfombras de este tejido se recomiendan para poner debajo de rejillas antideslizantes, especialmente si es en zonas de mucho tránsito o si hay niños o personas mayores en el hogar.

Yute: Es uno de los tejidos más sofisticados y también el que tiene mayor variedad de tonos, así que es muy fácil que encuentres la idónea para combinar con los colores de la decoración de tu hogar. Tampoco es recomendable para climas húmedos.