Cinco consejos para decorar el dormitorio

dormitorio-con-pared-de-color-gris

La decoración del dormitorio puede experimentar cambios a lo largo del calendario al adaptar el espacio a las particularidades de cada estación en aquellos lugares en los que el contraste entre los distintos escenarios es notable. ¿Qué pasos es posible dar para definir la decoración del dormitorio?

1. Gama cromática

dormitorio-decorado

Este es uno de los primeros aspectos que conviene concretar en la planificación de un escenario que puedes visualizar a nivel potencial en los términos de una combinación que armoniza entre sí. La creatividad en el uso del color también debe estar alineada con el potencial del descanso inherente a un lugar que invita a la calma del descanso. Por ello, observa los colores seleccionados más allá de su imagen para observar su influencia emocional y su reflejo en el estado de ánimo.

La combinación de un espacio creado a partir de dos o tres tonos principales puede dar forma a ese lugar que te acompaña cada día al despedir la jornada y al empezar una nueva fecha. La elección de la gama cromática no solo puede ponerse en relación con la referencia anímica del bienestar, sino también con un apartado tan determinante como la iluminación. La propia fuente de luz natural en el lugar puede completarse con los detalles del interior que refuerzan la armonía de un espacio diáfano que fluye en equilibrio.

2. Textura

cojines-en-la-cama

Decora el dormitorio dando importancia a la información que recibes no solo mediante el sentido de la vista, sino también a través del tacto. La textura agradable de los elementos que componen este espacio hace que este lugar sea especialmente acogedor. Por ejemplo, la textura de los muebles de madera. Los tejidos también están presentes en el dormitorio en el ejemplo de la ropa de cama o las cortinas.

La textura de la ropa de cama ofrece abrigo. La experiencia de las sensaciones también puede cambiar en distintos momentos del calendario. Por ejemplo, la franela es una textura especialmente protagonista en fechas de invierno cuando el frío es una constante. En oposición a la ambientación de ese momento, el verano se renueva al compás de nuevas sensaciones. Por ejemplo, el lino.

3. Estampados en el dormitorio

cama-y-espejo

Además del color y las sensaciones que ofrecen los textiles existen otros elementos que pueden estar presentes en este proyecto de decoración: el tipo de estampado. Los dibujos visualizados sobre la tela de una superficie. La estética del dormitorio puede cambiar completamente con los estampados. Aquellos de imagen floral o los estampados geométricos son un ejemplo de inspiración.

Los textiles tienen una función práctica y también estética. Su renovación en el cambio de estación puede dar una panorámica diferente al lugar que visten las telas.

4. Estilo

Un estilo que trascienda a lo efímero y a lo cambiante para dar mayor permanencia a la decoración del dormitorio a largo plazo. Identifica las necesidades principales del dormitorio. Por ejemplo, el espacio de almacenaje y el descanso. Si el dormitorio es una estancia infantil también conviene añadir una zona de juegos. Si lo deseas, también puedes añadir en este espacio un dormitorio.

El espacio de estudio con la zona de descanso pueden mantener una relación de armonía haciendo una diferenciación de estancias.

5. Cuadros en el dormitorio

cuadros-en-pared-del-dormitorio

El arte es un concepto muy presente en la decoración de las distintas estancias como elemento que viste las paredes con una obra que llama la atención. La elección de una obra especial puede formar parte de este proceso de decoración de este cuarto de descanso. Una fórmula frecuente es seleccionar una propuesta para decorar el espacio que está situado justamente en la pared de encima de la cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *