DIY: Cómo hacer una puerta para el Ratoncito Pérez

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

puerta-ratoncito-perez1
La llegada del Ratoncito Pérez es esperada por todos los niños. El diente que acaba de caer descansa bajo la almohada durante al noche y al despertar ya no estará; algún bonito regalo lo habrá sustituido. Este personaje viaja por todas las casas de los pequeños desdentados y hay que darle la bienvenida que merece. Facilitar que pueda entrar en la habitación cómodamente. Y con mucho estilo. Por eso, te mostramos cómo puedes fabricar una puerta para el Ratoncito Pérez y permitir, de este modo, que llegue hasta su destino y cumpla su cometido.

Primer tutorial

Quiero mostrarte distintas formas de hacer este DIY tan bonito y decorativo. El primer tutorial es del blog El Nido de Mamá Gallina y para hacerlo vas a necesitar los siguientes materiales:

– Palos de madera (palos de helado).
– Cola blanca.
– Pintura acrílica (aquí han usado dorada y blanca).
– Botones pequeños.
– Pinceles.
– Tijeras.
– Lija.

DIY puerta del Ratoncito Pérez, paso a paso

Lo primero que tienes que hacer es cortar los extremos redondeados de los palos y dejarlos rectos, limando las puntas para eliminar posibles astillas. Necesitas ocho palos, seis para la puerta y dos para los travesaños. Coloca los seis palos en vertical y pone sobre ellos los dos cruzados, así verás el tamaño para cortarlos. Pégalos con cola y retira el exceso con papel de cocina. Puedes dejar la puerta con el color de la madera natural o pintarla.

Para terminar, preparar un cartel con un trocito de madera más pequeño y escribe el nombre del dueño de esta puerta para que no se cuele alguien que no queremos que entre por aquí… Para darle un aspecto envejecido lija los bordes de los travesaños, el centro de la puerta y los laterales. Coloca un pequeño botón que servirá como manilla y fíjala a la pared con masilla o cinta de doble cara. ¡Bienvenido, señor Pérez!

puerta-ratoncito-perez2

Otro tutorial

Ahora te cuento otra forma de construir esta puerta, en este caso, sin usar la madera. La idea de es de Easy Chic Manualidades y necesitarás:

– Un folio.
– Una bandeja de poliespan (como la que viene en los paquetes de carne, por ejemplo)
– Silicona caliente.
– Un abalorio redondo.
– Lápiz.
– Cúter.
– Pintura.
– Lija.

El proceso

Lo primero que tienes que hacer es crear la puerta en el folio y recortarla para utilizarla a modo de plantilla. Ponla en la parte lisa de la bandeja y dibuja el contorno. Recorta con el cúter, lija los bordes y dibuja el interior de la puerta. Talla el poliespan con el cúter para que aparezcan los surcos que simularán los listones de la puerta y traza las vetas de la madera con un alfiler. También puedes hacer un cartel con otro trocito de poliespan.  Finalmente, pega el abalorio para que se convierta en el pomo de la puerta, pinta tu creación y colócala en la pared.

Tercer tutorial

Terminamos estas propuestas para crear una mágica y decorativa puerta para el Ratoncito Pérez con la idea del blog De puntadas y otros enredos. En este caso, está elaborada con una tabla en la que se pega el arco y los listones de madera contrachapada, material empleado también para el buzón. La escalera está elaborada con palos de helado como los que hemos visto antes. Por su parte, el pomo y las bisagras están hechas con fimo. El diseño se ha pintado y lijado para que tenga un aspecto envejecido muy especial.

puerta-ratoncito-perez3

Personalizar tu puerta

Y si te has hecho con una puerta ya confeccionada y quieres darle un toque personal, desde Itzi Dreams nos proponen pintarla de tu color preferido y darle un aire vintage lijando la pintura y usando chalk paint en el marco. El resultado lo puedes ver en la fotografía que encabeza este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *