DIY: reloj decorado con washi tape

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on Google+2

Reloj-Washi-tape
El washi tape es una cinta adhesiva de colores y estampados que tiene muchos usos decorativos. Es muy fácil de utilizar ya que se corta con los dedos y si quieres despegarla no deja marca. Además, puedes encontrar todo tipo de diseños y prints, y cintas más o menos anchas, por lo que la personalización es total cuando la utilizas. Hoy vamos a ver cómo puedes hacer un divertido reloj ayudándote de washi tape. La idea es del blog Unleash Creative y es muy sencilla de realizar. ¡Nos ponemos manos a la obra!

Los materiales que vas a necesitar

Para empezar, vamos a hacer acopio de los materiales necesarios para hacer esta manualidad.

– Cinta washi tape de los colores y estampados que más te gusten.
– Una lámina de madera fina con forma redonda.
– El mecanismo de un reloj.
– Las agujas del reloj (las puedes hacer tú mismo o comprarlas en una tienda).
– Una cartulina gruesa.
– Un taladro con una punta no muy gruesa.
– Lápiz.
– Regla.

Cómo confeccionar tu reloj de washi tape: los pasos

Lo primero que tienes que hacer es marcar en el centro del reloj el lugar donde irá el mecanismo. Puedes buscar en Internet la manera de encontrar el centro exacto de un círculo para evitar alguna sorpresa cuando llegue el montaje final.

Reloj-Washi-tape3

El patrón

En este caso, la autora de la manualidad se ha decantado por un diseño geométrico. Puedes hacerlo como más te guste. Lo bueno es que el washi tape permite quitar y poner la cinta sin que deje ningún rastro, por lo que es muy cómodo rectificar o corregir cualquier error que pueda surgir mientras la pegas.

Consejos para pegar las cintas

Si pones las cintas de manera paralela, asegúrate de que no quedan huecos entre una tira y otra. Para que la terminación sea lo más limpia posible, puedes ayudarte de la regla para marcar por dónde cortar el washi tape y que queden los extremos los más alineados posibles. En el caso de que lleguen hasta el final del círculo, ayúdate de un cúter para cortar los extremos. Si lo doblas hacia la parte de detrás, aunque no se vea, quizá queden algunas arrugas y la terminación poco limpia. Para cortar la cinta, gira el reloj dejando la parte delantera boca abajo y con el cúter sigue la forma redondeada; la madera te hará de guía.

Las manillas

Si te apetece hacer las manillas también con tus propias manos, diséñalas sobre la cartulina y recórtalas. Luego, haz un agujero en la marca del lápiz que hiciste al comienzo para colocar el mecanismo y sujetar las agujas con la tuerca que venga con el mismo, que incluso puede incluir un segundero. Lee bien las instrucciones para instalarlo correctamente, ya que cada mecanismo puede ser distinto.

Reloj-Washi-tape2

El toque final

En este DIY han querido darle un toque final cortando pequeños triángulos de cartulina y colocándolos a cada cuarto de hora y también en uno de los laterales del reloj. Es importante que utilices un cartón grueso para las manecillas ya que uno muy fino se puede deformar o doblar si hay algo de humedad. También puedes colocar las que vengan en el propio mecanismo o comprar otras.

Un reloj totalmente personalizado

Como ves, es una manualidad muy sencilla y muy efectiva, que permite una personalización completa en cuanto al tamaño del reloj y a los colores y estampados que elijas para tus cintas de washi tape, pudiendo amoldarse a las tonalidades que predominan en la estancia donde lo vayas a colocar y al estilo que tenga tu vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *