Ideas para un baño de ensueño

Share on Facebook32Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A mí, la verdad, cada vez me gusta más mi cuarto de baño. Gracias a una serie de ideas fáciles, prácticas y (lo mejor de todo) baratas, poco a poco he conseguido convertir lo que otrora fuera un espacio oscuro y pasado de moda, en un ambiente que predispone a la relajación. Ha sido tan sencillo que cuando entro, siempre me sorprendo.

Así que he pensado: ¿por qué no desvelar cuál ha sido mi inspiración para conseguir el baño de mis sueños? Dicho y hecho. Voy a contároslas una por una, y por supuesto, no dudéis en aplicar los consejos a vuestros propios baños. Os garantizo que me lo vais a agradecer.

Suelos vinílicos fáciles de poner


Empezaremos por el suelo. Las baldosas rotas, oscuras, imitando mármol, etc. están completamente out. No tendréis que hacer obra si cubrís el suelo con un pavimento de vinilo, bien autoadhesivo, bien en rollo y para pegar con pegamento en spray. Los que se presentan en losetas son mucho más cómodos; y si encontráis un diseño que imite acabados como la madera de bambú o el cemento pulido, no dudéis en escogerlos. Otra idea estupenda es pintar los azulejos con un esmalte especial para cerámica. Os recomiendo escoger colores vivos y claros, como el verde ácido, el azul claro o el blanco.

Muebles y paneles japoneses

Si vuestro baño es un caos de toallas, accesorios, botes y frascos, entonces hay que coger al toro por los cuernos y comprar algunos muebles para organizarlo todo. Las estanterías de madera clara y estilo rectilíneo, como las que podéis encontrar en Ikea, Habitat o centros de bricolaje, son muy económicas y sirven de mucha ayuda. Y si habéis pintado las paredes de blanco, podéis animarlas con algún vinilo autoadhesivo en estilo urbano, pop o romántico, según sea vuestro carácter y la decoración.

Para terminar, una idea que queda muy bien: podéis tapar una cortina de ducha blanca o transparente con unos paneles japoneses que cuelguen por fuera. Basta con atornillar el carril al techo por delante de la barra de la cortina y colocar los paneles. Veréis qué cambio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *