Ideas para reciclar bombillas viejas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

bombilla reciclada
En Decorablog nos encanta el DIY (Do it Yourself) y siempre hacemos todo lo posible por reciclar. Por eso de vez en cuando compartimos ideas como las que te traigo yo, que en este caso se basan en dar una segunda vida a esas bombillas viejas que estás a punto de tirar.

Son las típicas bombillas que han dejado de funcionar y todavía andan por casa, o bien las que no has querido seguir utilizando por el simple hecho de apostar por bombillas LED de bajo consumo. Sea por el motivo que sea, te gustarán las 18 transformaciones de bombillas que se muestran a continuación. ¡Acompáñame!

Macetas colgantes

bombillas viejas recicladas
Una buena forma de darles una segunda vida pasa por convertirlas en macetas colgantes. Las enganchas con un hilo de la parte roscada tras haber llenado su interior con agua para que la planta en cuestión pueda cubrir sus necesidades. Si haces lo mismo que se ve reflejado en la fotografía que hay sobre estas líneas, donde aparecen varias macetas colgantes separadas por escasos centímetros, casi sin darte cuenta habrás creado una especie de jardín flotante.

Terrarios

bombillas viejas recicladas 2
Una idea muy parecida, aunque cambiando las flores por otros elementos naturales, es la de crear un precioso terrario que también puede ir acompañado de otros terrarios con la misma o con diferentes tonalidades. Eso dependerá del efecto decorativo que busques.

Globos aerostáticos

bombillas viejas recicladas 3
Me encanta. Es una idea que arrasa en las habitaciones infantiles por motivos que saltan a la vista. Forras la bombilla con los motivos que más te gusten y creas un pequeño saco para la parte inferior, que es donde representa que se suben las personas cuando viajan en un globo aerostático. En este caso el hilo que las mantiene en el aire va enganchado en la parte superior de la cabeza de la bombilla.

Floreros con una pequeña base

bombillas viejas recicladas 4
Es algo parecido a lo de las macetas, pero en este caso en un formato florero que no va suspendido en el aire. Puedes colocar la base que quieras y tendrás un florero con todas las de la ley. Lo único que hay que hacer es acordarse de llenar la bombilla con agua tras hacer un agujero en la parte roscada.

Lámparas de aceite

bombillas viejas recicladas 5
¿Te acuerdas de las lámparas de aceite? Antes se utilizaban mucho tanto en casas como en lugares de trabajo, pero ahora han pasado a la historia. Sin embargo, si quieres darle un toque retro y muy especial a tu hogar, te recomiendo apostar por estas bombillas convertidas en candiles.

Muñecos de nieve

bombillas viejas recicladas 6
Con lo de moda que se han puesto los muñecos de nieve gracias a la película ‘Frozen’ deberías considerar la posibilidad de crear unos adornos tan bonitos como estos. Tu árbol de Navidad agradecerá una manualidad tan original y sencilla como la que representan estas bombillas llenas de purpurina y pintura. ¡No olvides colocar unas ramitas en la parte de los brazos!

Arañas rojas

bombillas viejas recicladas 7
Si sufres aracnofobia olvídate. De lo contrario, y más si se acerca una fecha como Halloween, anímate a crear unas arañas rojas como las que estás viendo utilizando algunas de esas bombillas que tienes olvidadas en un cajón. Lo importante es que sean de color rojo (las puedes pintar) y que añadas algo de alambre para crear el cuerpo y las ocho patas de estos temidos insectos que a veces pican.

Envase de regalo

bombillas viejas recicladas 8
Lo que le regalas a alguien siempre es importante, pero el envase o envoltorio que lo contiene también merece especial atención. ¿Por qué no reciclas las bombillas más grandes que utilizabas para crear algo así? En este caso hay una especie de caramelos dentro, pero puedes optar por lo que quieras siempre y cuando tenga cabida.

Envase de regalo para San Valentín

bombillas viejas recicladas 9
Lo mismo que te acabo de contar pero en versión San Valentín. Tu pareja valorará que hagas algo así para sorprenderla. Ir a una tienda y comprar cualquier cosa que le pueda gustar está bien, pero currarse un envase de este tipo (que en realidad no implica tanto trabajo como puede parecer) tiene un valor añadido incalculable.

Pequeño ecosistema

bombillas viejas recicladas 10
Un mundo aparte en una bombilla. Cuidado con lo que metes y atento al mantenimiento. Cualquier materia orgánica puede alterarse y descomponerse en pocos días. Y el olor a podrido, como sabes, no es nada agradable. Por eso hay que tener presente que no solo es una opción muy original, sino que también muy pasajera.

Recipientes para especias

bombillas viejas recicladas 11
Ir a un IKEA o a una tienda similar a por recipientes es lo que casi todos los mortales hacemos. ¿Pero por qué no reciclar? Si tenemos bombillas viejas que estamos a punto de tirar, deberíamos plantearnos la posibilidad de utilizarlos como recipientes para guardar especias como el perejil, el orégano o el azafrán.

Bolas de nieve

bombillas viejas recicladas 12
Un regalo ideal para el invierno. No es la manualidad más fácil que aparece en este artículo, pero cualquiera puede lograr algo parecido invirtiendo algo de tiempo. La clave está en encontrar un pequeño árbol de Navidad y un poco de purpurina de color blanco que brille cada vez que sacudimos la bombilla.

Terrarios con plantas

bombillas viejas recicladas 13
Volviendo al tema de los terrarios, esta vez hay que deleitarse con unas pequeñas plantas que van en el interior. Son terrarios de coleccionista para los que hay que conocer especies de plantas que pueden crecer y vivir con absoluta normalidad en tan poco espacio. Evidentemente, hay que hacerle un pequeño agujero a la bombilla.

Corona de Navidad

bombillas viejas recicladas 15
Otra idea navideña que merece la pena conocer. Eso sí, esta vez hay que tener varias bombillas a mano para llevarla a cabo. Si quieres tener una corona como Dios manda y deseas que sea lo más alegre posible, lo mejor que puedes hacer es pintar todas las bombillas viejas y colocarlas tal y como puedes ver en la imagen que hay sobre estas líneas. También puedes colocar una campana, un Papá Noel, un muérdago… Lo que se te ocurra para darle todavía más vida.

Floreros

bombillas viejas recicladas 16
Más floreros. En este caso muy sencillos para que puedas utilizarlos sea cual sea el tipo de decoración reinante en tu hogar. Eso sí, asegúrate de que la bombilla no es redonda en la parte superior, porque de lo contrario no se aguantará de pie y se desparramará todo el agua.

Pingüinos de adorno

bombillas viejas recicladas 17
Son mis favoritos. Es verdad que siento devoción por los pingüinos y eso influye, pero no se puede negar que estas dos bombillas son encantadoras. Una pareja muy simpática que requiere de algo de maña a la hora de pintar y una cuerda que no solo sirve para colgarlos de una rama del árbol, sino que también oculta la parte roscada de las bombillas.

Abejorros de adorno

bombillas viejas recicladas 18
En la misma línea están estos dos abejorros tan graciosos. Lo complicado es pintar las líneas negras y amarillas en la misma proporción y sin cometer ningún error. Es mejor empezar por el color amarillo y luego hacer las líneas negras, puesto que estas con capaces de cubrir cualquier exceso de amarillo. Se terminan con unos pequeños ojos en la parte roscada y unas antenas hechas con papel. Además, no deberías olvidarte de las alas, que en este caso están hechas con unas gomas para el pelo. Fácil, ¿verdad?

Salpimenteros

bombillas viejas recicladas 19
En la misma línea que los recipientes para especias, también podemos crear estos atípicos salpimenteros que cumplen con su función a las mil maravillas. El principal problema es que la sal y la pimienta salen disparadas, a no ser que se le coloque una especie de rejilla con pequeños agujeros entre la parte roscada y la que aloja el producto.

Artículo recomendado: Lámparas originales hechas con material reciclado.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *