Los mejores colores para refrescar la casa

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

colores refrescantes
Los rayos de sol comienzan a invadir las habitaciones, llenando de luz hasta el último rincón de la casa. El sol es fuente de vida y un gran aliado de la decoración. El único problema es que el sol también es sinónimo de calor y, dependiendo de dónde vivamos, puede que demasiado calor.

Así que, si no queremos que nuestra casa se convierta en una sauna, vamos a necesitar una pequeña ayuda. Y no me refiero solamente al aire acondicionado o climatizador, sino también a la decoración. Hoy en Decorablog te presentamos los mejores colores para refrescar la casa en verano. ¿Cuáles son? Sin duda, los colores fríos.

Azul, verde y violeta

Los colores fríos son grandes aliados de la decoración estival, ya que refrescan los ambientes y aportan sensación de calma y bienestar. Si optas por colores fríos en tonos claros lograrás una casa más serena, mientras que si escoges colores más oscuros, conseguirás una decoración con mucho carácter.

Pero antes de recomendarte colores para refrescar la casa este verano, una aclaración: ¿cuáles son los colores fríos? Los colores fríos son aquellos que se encuentran entre el azul, el verde y el violeta. Tonalidades que se asocian a la naturaleza y logran transmitir esa sensación de frío. El azul del océano y el verde de la hierba son un buen ejemplo de la relación de estos colores con la naturaleza.

los-mejores-colores-para-refrescar-la-casa

Colores fríos claros

El azul, el verde y el violeta en su versión más suave nos ayudan a refrescar los ambientes con calma y bienestar. Estos colores son perfectos para las habitaciones que más luz solar directa reciben en casa.

Por supuesto, la propuesta cromática es mucho más amplia de lo que piensas, pudiendo escoger entre un verde aguamarina, un azul celeste, un turquesa, un azul lavanda, un verde menta, un rosa palo… En otras palabras, no te limites solamente a los colores básicos, ya que existe un mundo increíblemente amplio por descubrir.

La ventaja de decorar con colores fríos suaves es que son perfectos para habitaciones pequeñas, ya que nos ayudan a ganar amplitud. Por si fuera poco, transmiten calma y tranquilidad, así que se recomiendan también para habitaciones destinadas al descanso.

Colores fríos oscuros

¿Y qué otras opciones tenemos a nuestro alcance para refrescar la casa? Los colores fríos pero en versión más oscura. Desde el azul añil al verde tropical o al violeta más intenso.

los-mejores-colores-para-refrescar-la-casa
Estas tonalidades son perfectas para estancias grandes, ya que así evitaremos que el ambiente parezca muy recargado. La ventaja de utilizar este tipo de colores es que los tonos oscuros aportan carácter a la decoración. Podemos utilizarlos como color base y optar por tonos claros o neutros como secundarios. De esta forma lograremos el equilibrio perfecto en la decoración.

Cómo distribuir los colores fríos

¿Ya sabes cómo distribuir correctamente estos colores en tu habitación? En Decorablog te recomendamos la norma del 60-30-10. Escoge un color frío (por ejemplo un tono claro) y decora con esa tonalidad el 60% de tu habitación. Reserva el 30% para otro color y el 10% para otra tonalidad que ponga el toque definitivo.

los-mejores-colores-para-refrescar-la-casa
Como se trata de encontrar el equilibrio perfecto, en Decorablog te proponemos jugar con las tonalidades de los colores: si escoges uno en versión clara como color predominante, debes intentar que el resto de los colores fríos sean más oscuros para ganar carácter y generar contraste en la decoración.

Otra opción interesante puede ser escoger un único color y decorar con diferentes gamas cromáticas: de un azul añil a un azul cielo y con el blanco como telón de fondo para evitar un ambiente muy recargado.

Artículo recomendado: Ideas para pintar las paredes con colores relajantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *