Mantenimiento de las campanas extractoras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La campana extractora es un elemento imprescindible en cualquier cocina, ya que cumple una función súper importante: evacuar los humos y olores durante la cocción de los alimentos. Y es que abrir la ventana no es suficiente para eliminar esos vapores tan molestos a la hora de cocinar.

Además, hoy en día, las campanas no solo cumplen una función práctica, sino que son de lo más decorativas gracias a sus innovadores diseños, ejercen una función de iluminación y son súper prácticas. Lo más recomendable es que las campanas extractoras cubran por completo la placa de cocción para que puedan cumplir su objeto correctamente. Pero eso no es todo, para que funcionen perfectamente durante muchos años es necesario un buen mantenimiento. Nosotros vamos a explicarte cómo conseguir una larga vida para tu campana extractora. ¿Preparado?

Campanas extractoras decorativas

Como habrás podido comprobar, la campana extractora se engrasa muy fácilmente. Sin embargo, es importante mantenerla siempre limpia para que la higiene al cocinar sea correcta, algo aún más importante en los modelos decorativos, que suelen tener una mayor superficie a engrasar.

Filtros

También es muy importante el lavado de los filtros, que deberá hacerse cada pocos días. Eso sí, hay que tener en cuenta lo que se cocina en casa, ya que no será lo mismo una campana que se ponga en marcha una vez a la semana a otra que esté en funcionamiento cada día. Afortunadamente, los modelos más nuevos incorporan un detector de saturación de filtros que avisa cuando es necesaria la limpieza.

Cómo lavar la campana extractora

Puedes lavar los filtros metálicos en el lavavajillas y, si pierden brillo, podrás recuperarlo frotándolos con un trapo empapado en abrillantador de lavavajillas. En cuanto a la parte decorativa de la campana, lo mejor es que utilices una bayeta húmeda con un poco de jabón neutro. Además, te pueden venir bien las toallitas especiales para cocina. Por último, en las campanas de recirculación deberás cambiar los filtros de carbono una vez al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *