Suelos cerámicos que imitan piedra

Share on Facebook10Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los suelos cerámicos siguen estando en primera línea en decoración. Los hay de todo tipo, incluso imitando metal oxidado o madera, con unos resultados que no tienen nada que envidiar a los materiales originales… Pero mucho más resistentes y económicos. La piedra natural también se puede imitar a la perfección gracias a los nuevos suelos porcelánicos.

Y cuando hablo de piedra, me refiero a las sobrias y rudas piedras de las antiguas construcciones y pavimentos; no a los lujosos mármoles. En estas imágenes podéis ver lo bien que puede quedar un suelo de gres porcelánico imitación piedra en ambientes llenos de armonía.

Perfectos para interiores rústicos


Estos pavimentos son perfectos para una decoración rústica o campestre, donde primen los elementos naturales y las paredes encaladas, las telas artesanales… Pero otra excelente opción es combinarlos con un interiorismo basado en lo contemporáneo: pueden quedar estupendos con muebles de líneas rectas, accesorios en acero inoxidable, prints geométricos abstractos en las telas y diseños modernos en materiales como el metacrilato. Recordad que la mezcla está de moda…

Tonos fríos y cálidos


Otra excelente característica de estos suelos es que son muy buenos conductores del calor, por lo que son idóneos para instalar calefacción por suelo radiante. En las imágenes aparecen suelos de la serie Monestir, de Keraben: un “viaje al pasado” en forma de baldosas que remedan increíblemente bien la textura y el color de la piedra natural. Sus creadores se han inspirado en sombríos claustros y antiguos monasterios para representar un estilo tradicional, que se divide en dos gamas: colores fríos, con el blanco y el gris como protagonistas, y tonos cálidos inspirados en el barro cocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *