Tipos de piedras decorativas

Share on Facebook15Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

piedra decorativa
La piedra decorativa sirve para vestir casi cualquier estancia de la casa. Aunque puede proporcionar, en apariencia, una sensación más fría al ambiente, lo cierto es que se trata de un material muy resistente y duradero, y permite una personalización completa de los espacios, a través de combinaciones de texturas y formas. Hoy descubrimos algunos de estos tipos de piedras decorativas y vemos de qué manera introducirlos en el hogar. ¡Ah! También luce maravillosa en cualquier zona exterior. Te lo cuento ahora, ¿me acompañas?

Piedra laja

Suele ser la alternativa más económica. Existe en distintos cortes, más o menos irregulares, y en diferentes tonalidades. Para que el terminado sea mejor será necesario realizar un tratamiento anti manchas a la piedra y si son oscuras será conveniente que reciban un mantenimiento a base de productos especiales o ceras para que el color luzca siempre intenso.

Mármol

Es resistente y se limpia fácilmente. Se utiliza sobre todo en baños aunque se puede colocar en cualquier lugar de la casa si así se desea. Generalmente se asimila a cierto lujo y elegancia debido a su diseño y a su precio alto. El travertino, de tonalidad más beige, es una variante del mármol más porosa y con aspecto más rústico.

piedra bano

Adoquín

Generalmente lo conocemos por su uso en calles, pero también sirve para decorar el hogar colocando pequeñas piezas de diferentes tamaños formado algún mosaico, por ejemplo, tanto en interiores como en patios exteriores, y jugar con la gran variedad de tonos que presenta, como grises, morados, terrosos, rojizos, etc.

Pizarra

Es uno de los tipos de piedras decorativas que más me gustan, por su aspecto que recuerda a la montaña, con cierto aire rústico. Según la zona en la que fue obtenida la pizarra tendrá un color u otro, más anaranjada, rosada, rojizas… Las puedes colocar a modo de baldosas, placas, con formas geométricas regulares o cortes irregulares…

Uso de la piedra para decorar

Haciendo uso de estos o de otros tipos de piedras naturales decorativas podemos crear ambientes mágicos en el hogar. Puedes ponerla en la entrada de tu casa, en el salón, me encanta cómo quedan en las cocinas e incluso te puedes atrever a colocarlas en las paredes de un baño. Existen paneles de piedra que son de fácil instalación y que posibilitan hacer combinaciones muy interesantes, con un aire rústico pero moderno a la vez. Vamos a ver algunos ejemplos.

Cocinas de piedra

La piedra utilizada para decorar cocinas queda espectacular. ¿No os parece? Aporta un toque campestre y muy sofisticado a esta estancia, no hace falta poner mucha, con incluirla, por ejemplo, en una sola pared bastaría. Piedra más grande, más pequeña, más redondeada, más plana… Las alternativas son muchas y el resultado me parece precioso.

cocina piedra

Salones de piedra

Los salones de piedra tienen un aire muy romántico y acogedor, aunque de primeras la piedra siempre dé esa sensación de frío. Pero si añades unos textiles en bonitos colores y estampados y apuestas por una decoración llena de flores, con cuadros y fotos, conseguirás dar calidez a la estancia y la piedra incluso vendrá a complementar ese efecto tan agradable, aportando luminosidad y elegancia.

Piedra para exteriores

Es habitual, también, encontrar piedra decorativa en los exteriores de la casa. Las posibilidades son inmensas. Por ejemplo, colocadas en jardines sirven para diseñar ambientes muy elegantes e incluso que invitan al relax. Puedes crear caminos en tu terraza a través de piedra de diferentes tonalidades o texturas. Es recomendable que no tenga cantos muy afilados, cuanto más plana y redondeada, mejor. Añade unas flores y plantas y tendrás un espacio precioso en tu jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *