10 consejos para ganar espacio en el dormitorio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter11Share on Google+0

dormitorio-pequeno
Cuando se trata de arañar centímetros cuadrados para ganar espacio, cualquier consejo es bienvenido. No todos son válidos para las diferentes estancias del hogar, así que conviene tener en cuenta las posibilidades de cada una para sacarles el máximo partido posible.

En esta ocasión, tras publicar artículos anteriores con 10 consejos para ganar espacio en la cocina y en el baño, hoy voy a centrarme en el dormitorio, una zona del hogar donde es muy importante mantener el orden para no vivir sumido en el caos día tras día.

1- Sácale partido al espacio que hay debajo de la cama

Es un espacio que hay que aprovechar sin contemplaciones. No puede tener otra utilidad que la de servir de almacenaje, ya que siempre está oculto. De ahí que sea una buena opción comprar una cama con canapé abatible, que ofrece múltiples ventajas. El arcón se suele abrir con mucha facilidad independientemente de cuál sea la dirección de apertura (yo personalmente prefiero que sea frontal). Puedes guardar mantas, ropa que no sea de temporada, zapatos…

2- Aprovecha las paredes

Las paredes nos dan un plus de espacio siempre. Colocando estantes podemos almacenar objetos que no sabríamos dónde colocar, mientras que los colgadores nos permiten mantener el orden con la ropa. La idea es aprovechar todo el espacio disponible hasta el techo. Además, no hay que olvidar que las paredes se pueden decorar fácilmente con vinilos.

dormitorio-con-colgadores

3- Coloca espejos

Los espejos están por todas partes. Sobre todo cuando se trata de ampliar espacios aunque solo sea de forma visual. No solo son muy bonitos y nos permiten ahondar en un estilo decorativo concreto, sino que cumplen con una función esencial en estancias de reducido tamaño. La verdad es que no cuesta nada colocar un espejo en el dormitorio, más que nada porque a todos nos gusta ver cómo nos queda la ropa antes de salir a la calle. De ahí que no sea mala idea ocupar toda la puerta de un armario con un espejo.

No te pierdas el artículo que publicamos con consejos e ideas para utilizar espejos en el dormitorio.

4- Compra muebles multifuncionales

Son los muebles que se pusieron de moda cuando se empezaron a fabricar pisos pequeños. Son capaces de cumplir con más de una función a la vez y eso nos permite ahorrar espacio. ¿Ejemplos de muebles multifuncionales que puedan venirnos bien en el dormitorio? La cama abatible de la que he hablado en el primer punto o un camarote infantil que sirve de escritorio y biblioteca a la vez.

dormitorio-con-un-mueble-multifuncional

5- Considera la posibilidad de tener muebles hechos a medida

De la misma forma que los muebles multifuncionales nos ayudan a aprovechar mejor los metros cuadrados disponibles, los muebles que están hechos a medida son perfectos para no dejar ni un hueco libre. No tienes que preocuparte por las medidas que ofrecen los fabricantes porque tú tienes el control. Eso sí, te costarán más que los muebles que se fabrican a gran escala con tamaños estándar, lo cual no es problema porque sus ventajas siempre compensan.

6- Saca el máximo partido a la iluminación

Una habitación oscura es una habitación que parece más pequeña de lo que realmente es. Por eso, para que la sensación visual sea la contraria, debes aprovechar al máximo la luz natural que pueda entrar desde fuera. Como por desgracia no siempre es posible disfrutar de rayos del sol durante todo el día, es imprescindible contar con iluminación artificial. Con ello no solo me refiero a colocar la típica lámpara de techo en el centro del dormitorio. También puedes colocar varios puntos de luz como los que te da una lámpara colocada en una mesita de noche o la retroiluminación del cabecero por la parte de atrás.

Artículo recomendado: 3 sencillas ideas para decorar y ganar luz en dormitorios pequeños

dormitorio-pequeno

7- Haz que la cama desaparezca

No, no estoy pidiéndote que seas Harry Potter. Lo que quiero decir es que hay camas ocultas que solo ocupan espacio cuando se van a utilizar. Cuando no se utilizan quedan plegadas de forma vertical aprovechando la altura del techo. Sin duda, es una solución genial no solo en dormitorios de matrimonio, sino también en habitaciones infantiles, donde los niños necesitan espacio para jugar a su aire.

8- Decántate por colores suaves

Los colores de un dormitorio pequeño no pueden ser colores oscuros. Esto va muy ligado con el punto anterior de la iluminación. El blanco es el color estrella, pero también puedes elegir tonalidades beige, colores pastel y otras alternativas neutras que no solo agrandan visualmente el espacio, sino que también generan un clima de serenidad que se agradece.

dormitorio-colores-suaves

9- Deshazte de lo que no es necesario y mantén el orden

Es un riesgo que corremos en todas las estancias del hogar. Lo de ir acumulando objetos que no sabemos dónde guardar es peligroso, ya que el día menos pensado te encuentras con un caos del que no sabes cómo salir. ¿La mejor forma de evitarlo? Mantener siempre el orden y deshacerse de todo aquello que no nos va a servir para nada. Regálalo, véndelo en Wallapop o tíralo a la basura.

10- Busca piezas de mobiliario y accesorios con líneas simples

En la simpleza está la elegancia. Y no solo eso, sino que también está la posibilidad de no sobrecargar espacios con muebles de formas extrañas. Lo mejor es que las líneas estén bien definidas y sean suaves. Está de moda y va en sintonía con el famoso lema de “menos es más”.

Artículo relacionado: Fotos de dormitorios pequeños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *