Baldosas curvas, lo último en cerámica


Las tendencias en revestimientos cerámicos se renuevan cada año, siempre buscando novedades en cuanto a colores, texturas, brillos, imágenes… Hemos visto de todo, incluso azulejos y baldosas con luz incluida. Lo que nunca habíamos llegado a ver es lo que precisamente supone la revolución este año, en el campo de la cerámica: las piezas curvas.

Estas piezas se atreven a “escapar” por primera vez del plano vertical (están pensadas para paredes, algo lógico si no queremos estar constantemente tropezando con ellas en el suelo…) para levantar sus esquinas o abombar sus centros, abriendo nuevos y fascinantes campos en la decoración de interiores.

Vamos a aprender un poquito de tecnología: estas piezas se realizan gracias a un proceso industrial conocido como termo-conformado. El proceso se practica en baldosas cerámicas terminadas y permite que cada una de ellas tenga su doblado particular. La ventaja principal de esta técnica es que permite comprender estos revestimientos de una nueva forma, y abandonar así el concepto habitual que asocia la cerámica con superficies planas.


Una nueva dimensión 3D surge así para arquitectos, decoradores y también particulares. Pero no son los únicos que están de enhorabuena con esta novedad, ya que todos podemos jugar con las posibilidades de las innovadoras piezas. Por ejemplo, se pueden emplear para crear un cabecero original y diferente como el de esta fotografía, o para renovar la pared principal de una estancia (como por ejemplo, el salón) convirtiéndola en una obra de arte personal e intransferible. La curvatura de las piezas permite crear efectos muy interesantes, como entramados o superposiciones.

También se pueden crear superficies teatrales llenas de originalidad, como por ejemplo el revestimiento de una pared donde las baldosas levantan delicadamente sus esquinas, como si quisieran despegarse y volar… Seguro que, dentro de unos años, la tridimensionalidad de las paredes cerámicas será ya parte de nuestras vidas.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *