Bomba de calor: ventajas e inconvenientes


Aunque en algunas zonas de nuestro país parece que el invierno no termina de marcharse, lo cierto es que cuando menos nos lo esperemos vendrán los calores y más de uno se arrepentirá de no haber instalado, por enésimo año consecutivo, un buen sistema de climatización. Precisamente ahora es un excelente momento para pensárselo, antes de la llegada del verano y con las ofertas que van sacando las firmas y los centros de bricolaje.

Para viviendas que no cuentan con calefacción o donde sus propietarios creen que el gasto de consumo es excesivo, hay una opción muy interesante a considerar: los sistemas con bomba de calor.

Lo que deberías saber

Estos equipos son similares a los de aire acondicionado, pero además de aire fresco en verano también aportan calor en invierno. Funcionan absorbiendo calor de ambiente para refrescar las estancias, y difundiéndolo cuando llega el invierno. Estos aparatos suponen un consumo mucho más racional de energía que otros sistemas, como por ejemplo las calderas de gasoil o las de gas.

Una gran ventaja de las bombas de calor (además de la comodidad que supone tener las estancias climatizadas durante todo el año) es que muchas de ellas se pueden programar y cuentan con mando a distancia. Además, estos equipos filtran el aire, algo muy interesante para casas donde vivan personas con problemas de alergia.

El inconveniente más grande que tienen los equipos con bomba de calor es que su instalación es bastante más cara que otros tipos de calefacción y aire acondicionado. Para que os hagáis una idea, una vivienda unifamiliar de 200 metros cuadrados necesitaría una inversión de entre 25.000 y 30.000 euros, que se amortizaría en un plazo de entre ocho y diez años. Un equipo de tipo Split (unidad exterior e interior) de buena calidad sale por entre 2.000 y 2.400 euros aproximadamente, mientras que también hay sistemas portátiles de aire acondicionado y bomba de calor, que pueden climatizar estancias de unos 18 metros cuadrados y que cuestan alrededor de 250 euros.

2 comentarios

  1. Pues otra gran desventaja de la bomba de calor es cuando hace mucho frío y humedad no hay modo de calentar la casa. Ya puedes encender radiadores para complementar y donde sean muchos dias asi…… Adios ahorro energetico….. En condiciones menos adversas es el mejor sistema en relación consumo-calor.En verano no suelen dar problemas salvo que el calor externo sea brutal. Mejor si el motor exterior esta peotegido por un tejadillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *