¿Cómo calcular las frigorías de un aire acondicionado

airea-condicionado
Cuando llega el verano nos sentimos con la necesidad imperiosa de recurrir al aire acondicionado para combatir el calor. Por ello, notamos que la factura de la luz puede dispararse, aunque todo depende del aparato que tengamos en casa, ya que hay modelos de aire acondicionado que consumen muy poco.

Para tenerlo más claro no hay nada como calcular las frigorías, que es uno de los conceptos básicos que hay que conocer para entenderlo todo. De eso te vamos a hablar a continuación, así que toma nota para comprender lo que tiene que ver con el aire acondicionado frigorías.

¿De qué depende el cálculo de las frigorías de un aire acondicionado?

Para empezar a obtener respuestas, primero hay que tener claro que hay una serie de variables que influyen de forma significativa en el cálculo de las frigorías. Para saber cuántas son necesarias hay que conocer las dimensiones de la estancia, el número de ventanas, la altura del techo, la transferencia de calor de las paredes y las temperaturas medias/máximas.

Cálculo simplificado

El cálculo que se suele hacer a grosso modo es el que dice que hay que multiplicar los metros cuadrados que tiene la estancia por 100 frigorías. Eso significa que para una estancia de 30 metros cuadrados es necesario contar con un aire acondicionado de como mínimo 3.000 frigorías para enfriarla bien.

Obviamente, también podemos hacer el cálculo inverso con el objetivo de saber cuántos metros cuadrados se pueden enfriar con un aire acondicionado en función de las frigorías disponibles. En este caso, la fórmula consiste en dividir el número de frigorías entre 100 para saber los metros cuadrados que quedarían bien cubiertos.

aire-acondicionado

Cálculo más preciso

Si no quieres equivocarte con la compra del aire acondicionado tendrás que tener en cuenta las variables mencionadas anteriormente. En ese sentido, se podría aumentar el factor multiplicador en 30 puntos si se dan una serie de condiciones como las que mencionamos a continuación:

– El aislamiento térmico no es bueno
– Hay paredes acristaladas
– La estancia está orientada al sur y recibe sol todo el día
– La altura del techo es superior a 2,50 metros, que suele ser la altura habitual

En este caso deberíamos multiplicar los 30 metros cuadrados de la estancia utilizada en el ejemplo anterior por 130, por lo que el resultado sería de 3.900 frigorías. Es bastante más, y la verdad es que no es de extrañar teniendo en cuenta que hay más de una variable que juega en contra de mantener una temperatura fría con poco esfuerzo.

El escenario que acabamos de ver es de los peores, pero también puede darse un escenario completamente opuesto, en el que todo vaya a favor de lograr mantener la temperatura sin dificultades. En ese caso veríamos algo así:

– El aislamiento térmico es muy bueno
– La estancia está orientada al norte o tiene sombra todo el día
– El aire acondicionado tiene tecnología Inverter y una eficiencia energética A++ o superior

En este caso deberíamos multiplicar los 30 metros cuadrados de la estancia utilizada en el ejemplo anterior por 50, por lo que el resultado sería de 1.500 frigorías. Eso hace que nuestras necesidades cambien por completo, ya que basta con un aire acondicionado de 1.500 frigorías para lograr el objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Cros Digital SL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.