Cama nido para la habitación de los niños


Cuando te pones a pensar en cómo montar la habitación de los niños seguro que te viene a la cabeza el hecho de que en algún momento recibirán a algún amiguito que se quede a dormir, así que las literas o las camas nido son la mejor opción para que puedas tener una habitación bonita y al mismo tiempo preparada para cualquier visita. Hoy te hablaré de las camas nido, una opción ideal ya que actualmente hay muchísimos diseños y se integran fácilmente en cualquier estilo de decoración.

Las camas nido son una cama normal que está encajada en un marco, encima del cual está el colchón. Debajo de éste hay otra cama en otro marco, este con ruedas para poder deslizarse y sacarse al exterior cuando se necesite una cama extra. Cuando está guardada no parece que hay otra cama, lo que es la principal ventaja frente a las literas, que visualmente dan la impresión de que ocupan mucho más espacio del que llenan en realidad. Además, está también la comodidad de no tener que subir a las alturas y no tener que preocuparte de si el niño está seguro ahí arriba o si se podrá caer.

Lo único que necesitas para poder poner una cama nido en una habitación es tener espacio suficiente para sacar la otra, así que mídelo bien para que no te lleves una desagradable sorpresa al abrirla. Lo ideal es que cuando la abras tengas todavía al menos un metro para poder caminar por la habitación sin tropezarte. Este tipo de camas surgió de las tradicionales camas europeas que se guardaban debajo de la cama principal para sacarla por las noches y que los niños durmieran allí, básicamente porque o bien las casas eran más pequeñas o había demasiados miembros en la familia.

3 comentarios

  1. Hola Silvia! La imagen pertenece a un banco de imágenes y en este caso no tengo los datos de en dónde puedes adquirir la cama. Lo siento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *