Cómo elegir el aire acondicionado


LLega el verano y con él las temperaturas que rondan los 40 grados. Estar en casa se convierte en una actividad imposible y se hace necesario comprar un aire acondicionado. Pero ¿qué tipo de aparato necesitamos? ¿Cuál es mejor? Comprar un aire acondicionado es algo que se debe pensar con tiempo y valorar las características de nuestra casa. La verdad es que hasta ahora comprar un aparato de ventilación era un problema porque eso suponía comprar un “mamotreto” de dimensiones poco compatibles con casas pequeñas. Afortunadamente los aparatos han reducido su tamaño e incluso los hay de diseños maravillosos que sintonizan muy bien con el resto de la casa (estos, son más caros).

Intenta comprar el aparato con antelación. Quizá éste es un consejo que llega tarde, ya que estamos a 7 de julio, pero lo mejor es hacer una planificación a principios de primavera. La razón es que los aires acondicionados deben ser instalados por profesionales y ahora es posible que haya mucha demanda. Es aconsejable que el técnico visite la casa para ver si es posible o no la instalación. Además, si compras con bastante tiempo seguramente los precios serán más bajos. De todas maneras no compres el primero que veas, compara modelos y precios.

A la hora de elegir el aparato ten en cuenta la zona climática en la que vives y por dónde le da el sol y a qué horas. También debes considerar las dimensiones de la vivienda, la orientación de las paredes, el aislamiento y las personas que habitan la casa, a lo mejor no es aconsejable instalar el aire con personas mayores o con problemas respiratorios. No elijas aparatos más grandes y más potentes de lo que realmente necesites y si va a necesitar calefacción en invierno a lo mejor lo que te compensa es comprar un aparato que dé frio y calor. Elegir el modelo que prefieres ya depende de tus gustos y necesidades. Hay aparatos monobloque, portátiles, aparatos “split” (cuentan con una unidad dentro de las casa y otra fuera), etc. Una alternativa más decorativa es un ventilador de techo.

Antes de decidirse por el modelo definitivo ten en cuenta otras dos variables: la salud y la ecología. El aire acondicionado es muy agradable contra el calor pero no es demasiado bueno para la salud si abusamos de él. No lo pongas ni mucho tiempo ni demasiado alto, puede provocar sequedad en la garganta y en los ojos, dolor de cabeza y resfriados. También ten en cuenta que un aparato de aire acondicionado gasta mucha energía. Intenta elegir un aparato con etiqueta energética, una valoración hecho por la Unión Europea. Una vez seleccionado el mejor aparato de aire acondicionado sólo te queda disfrutar del frescor en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *