Cómo fabricar unos decorativos sujetalibros

DIY-sujetalibros
Si la lectura es una de tus pasiones y te gusta emplear los libros como un elemento decorativo más tal vez te apetezca añadir un extra a través de los sujetalibros. Para que sean totalmente personalizados y diferentes te propongo tres manualidades con las que poderlos fabricar con tus propias manos. Son tres formas distintas de conseguir unos sujetalibros únicos y muy decorativos. Y son muy fáciles de hacer. ¡Vamos a por ello!

Sujetalibros con suculentas

El primer DIY que vamos a ver consiste en fabricar unos bonitos sujetalibros protagonizados por suculentas. Este tipo de plantas son ideales para interior y te permiten decorar las estancias de muchas maneras diferentes. Hoy las vamos a utilizar para que tus libros estén siempre bien ordenados en la estantería. La idea la he visto en Country Living.

Los pasos a seguir

Lo primero que hará será hacerte con las suculentas que vayas a necesitar. Tienen muchas formas y colores variados, así que habrá bastante donde elegir. Después, coge una vieja bandeja de madera o un poco de papel de periódico para sacar las suculentas de las macetas. Separa la planta de la tierra que rodea las raíces.

Dos vasos de vidrio

Para terminar, vas a necesitar dos vasos de cristal; uno de ellos deberá caber dentro del otro y deberán quedar unos centímetros libres entre el borde exterior del interior y el borde interior del grande. Este hueco lo vas a llenar con piedras pequeñas (blancas, marrones, del color que más te guste). Incluso puedes poner algunas en el fondo del vaso grande para levantar el más pequeño y que destaque más la planta, que deberás colocar en el vaso pequeño introduciendo la tierra que habías reservado antes. Sigue poniendo piedras hasta que solamente quede a la vista la hoja de la suculenta.

DIY-Sujetalibros-suculentas

Sujetalibros geométrico

La segunda idea, extraída del blog A Bubbly Life, consiste en pintar unos ladrillos en blanco y dorado. Estos son los colores elegidos en el ejemplo, pero puedes hacerlo con los que más te gusten. Para cubrir el gris mate del ladrillo aplica una o dos capas de pintura en aerosol de color blanco. Cuando esté seca, haz el diseño que prefieras con la cinta de carrocero y aplica una nueva capa de color dorado o del que hayas elegido para crear tu patrón geométrico. ¡Es muy fácil y súper efectivo!

Sujetalibros invisible

El último DIY de hoy es de A Beautiful Mess. Con estas pautas aprenderás a diseñar un espectacular sujetalibros invisible. Si quieres que todo el protagonismo recaiga en tus libros o no tienes espacio en la estantería para colocar otra cosa, es el que debes elegir.

DIY-sujetalibros-invisibles

Los materiales

Primero hazte con uno o varios libros antiguos en una tienda de segunda mano. O mejor aún: puedes emplear alguno que tengas olvidado en tu casa. Después, hazte con dos sujetalibros metálicos como los que verás en las fotografías (en Amazon venden: busca Acrimet Premium Bookends), una tabla de madera, pegamento y un cúter.

Paso a paso

El libro que elijas debe corresponderse con el ancho de la madera para que el proceso sea más cómodo. Con un cuter corta las páginas de los libros, dejando solamente las tapas. Después, corta la tabla de madera a la medida que tenga tu libro y pégala dentro, junto con el sujetalibros metálico. Coloca unas pinzas que aprieten con fuerza el libro, la tabla y la parte metálica para que queden perfectamente adheridos. Después, solo tendrás que poner este libro al comienzo de tu estantería y se convertirá en uno más de la colección, pero servirá para sujetar al resto.

DIY-sujetalibros-invisibles2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *