Comprar muebles baratos


Todo el mundo quiere comprar muebles baratos, de calidad, con un diseño atractivo y que duren muchos años. Lógicamente, como pasa con todas las cosas en esta vida, encontrar algo bueno, bonito y barato es muy complicado.

Ikea es una de las empresas que tratan de decantarse por esa opción. En sus tiendas se pueden encontrar productos muy económicos, aunque también es cierto que la calidad de los materiales utilizados es más que cuestionable. Por si fuera poco, al llegar a casa tienes que ser tú mismo el que se monte el mueble, por lo que también existen muchas desventajas que hacen dudar. En cuanto al diseño, podemos decir que suele ser bastante aceptable.

La otra opción es decantarse por el resto de tiendas de muebles y decoración, pues el caso de Ikea es una excepción, un modelo de negocio difícil de encontrar en este sector. En este caso nos encontramos con dos posibilidades: comprar un mueble de producción y diseño nacional o comprar un mueble de producción y diseño extranjero.


Los primeros suelen ser bastante más económicos que los segundos. A parte de que no hay necesidad de transportarlos demasiado lejos, suelen estar fabricados con materiales de menos calidad que los italianos, por ejemplo. Precisamente son estos últimos los que cuentan con fama y multitud de empresas que se dedican al mundo de la decoración. Sus diseños son alabados en todo el mundo y eso se paga caro. En cuanto a la calidad de los materiales, es indiscutible.

Mi consejo es apostar siempre por el producto nacional y nunca por Ikea. Sin embargo, si se tiene dinero, la mejor opción es el mueble italiano sin duda alguna. Recordad: lo barato sale caro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *