Congeladores de diseño para tu cocina

congelador-de-diseno
Los congeladores ya no son lo que eran. De hecho, la mayoría de electrodomésticos ha evolucionado una barbaridad a nivel de diseño para que tengamos una percepción muy distinta de la que teníamos años atrás.

Como es lógico, los congeladores siguen cumpliendo con su cometido y conservan los alimentos a muy baja temperatura, e incluso ahora podemos beneficiarnos de una serie de funcionalidades nuevas que nos permiten sacarles más partido si cabe. Pero sin duda, esa evolución tecnológica ha llegado de la mano de una evolución a nivel de diseño que ha revolucionado las cocinas por completo.

Diseños para todos los gustos

Cuando uno se plantea comprar congelador vertical, ya sabe que podrá elegir modelos muy completos que se adaptan a todo tipo de cocinas, sin importar la forma o el estilo decorativo reinante.

Están los típicos congeladores de un color blanco más bonito que el de antaño, y por supuesto ha crecido la oferta de congeladores de acero inoxidable que tanto lucen a nivel decorativo. Eso, sumado a los congeladores de colores, nos permiten decir que la compra de un congelador ya no supone un problema para quienes desean que todo esté perfecto.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un congelador de diseño?

Si estás pensando en comprar un congelador de diseño, te recomiendo que antes de buscar modelos tengas claro qué es lo que necesitas. Piensa en el tamaño que debería tener en función del espacio disponible y fíjate en el volumen neto, que es el espacio real de almacenamiento y está ligeramente por debajo del espacio total.

congelador-de-diseno
También es muy importante el diseño, como venimos diciendo. Para ello, si te decantas por la opción de un congelador vertical, debes saber que los hay con frigorífico, con dos puertas, con cajones, con puerta de vidrio o panorámicos. Estos últimos son especialmente recomendables en negocios de hostelería, ya que nos permiten ver que es lo que hay en el interior del congelador sin necesidad de abrir la puerta.

Las funciones no son menos importantes. Nunca está de más que incorporen una alarma de puerta abierta o la función de congelado rápido, que es la que permite que el congelador siga enfriando a pesar de haber alcanzado el set-point programado en el control de temperatura.

Por último, y no por ello menos importante, hay que pensar y mucho en la eficiencia energética del congelador. Lo ideal es comprar un congelador de calificación A, puesto que es el que menos consume. Ahorraremos mucho dinero y le estaremos haciendo un favor al planeta.

Ventajas de los congeladores verticales y horizontales

El diseño interior de los congeladores verticales es un punto a favor a tener muy en cuenta, ya que disponen de cestas y estantes que facilitan el orden y la organización de la comida. Además, ocupan menos espacio que los horizontales (se aprovecha el espacio en altura) y limpiarlos resulta más sencillo. Por otra parte, también se suele decir que los congeladores verticales ofrecen muchas facilidades a la hora de encontrar los alimentos que necesitamos en cada momento.

Evidentemente, los congeladores horizontales también tienen ventajas que merece la pena conocer para tomar la mejor decisión de compra posible. Una de ellas suele ser que ofrecen mucho volumen de almacenamiento. Además, en términos de energía suelen consumir muy poco y tienen un funcionamiento bastante sencillo. También hay que destacar que aguantan mucho en caso de apagón y tienen una vida útil estimada de entre 15 y 20 años, algo que sin lugar a dudas ofrece muchas garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.