Cortadora de plasma, una herramienta muy útil para tus reformas

cortadora-de-plasma
En Decorablog siempre te animamos a llevar a cabo todo tipo de cambios para sentirte a gusto en casa. Muchos no se pueden hacer sin la ayuda de profesionales, pero hay otros que con el paso del tiempo sí que podemos incorporar a nuestro repertorio de reformas. Eso sí, hay que ser constante, tener paciencia y practicar mucho.

Una de las herramientas que conviene aprender a manejar es la cortadora de plasma, que si bien solemos relacionar con trabajamos exclusivos para profesionales en la materia, también podemos probar con el objetivo de no depender de nadie a la hora de realizar todo tipo de reformas. De esta herramienta te hablamos a continuación, para que comprendas cómo funciona y qué puedes hacer con ella.

Funcionamiento

Lo primero que hay que tener claro es todo lo que vamos a poder hacer con una cortadora de plasma. Básicamente, lo que nos permite hacer es cortar metales con precisión, algo que es posible gracias al proceso de creación de plasma que se produce al aumentar el flujo de gas. Gracias a ello, puedes atreverte con objetos metálicos de todo tipo, como por ejemplo vigas que quieres que tengan unas dimensiones determinadas.

Las cortadoras de plasma incorporan un transistor que hace posible que el peso de la herramienta disminuya considerablemente, algo que se agradece mucho a la hora de trabajar cualquier material. Todo ello sin perder ni un ápice de rendimiento, y contando con la posibilidad de regular la corriente de la soldadura gracias a unos pedales.

Seguridad a la hora de trabajar

Para cortar metales con una cortadora de plasma hay que tener mucho cuidado y tomar todas las precauciones necesarias. Por ejemplo, conviene contar con artículos de protección con los que evitar disgustos innecesarios. Nos referimos a guantes de trabajo profesionales o cascos para soldar muy resistentes. Con estos últimos podemos evitar la inhalación de gases nocivos, al tiempo que protegemos nuestros ojos si disponen de protección óptica. De esta forma, es muy difícil que los chorros de las cortadoras de plasma puedan provocar problemas.

Corte por plasma

Hablar del corte por plasma es hablar de un corte térmico en el que se recurre al gas ionizado con el objetivo de cortar el metal que se está trabajando. Unas boquillas con orificios hacen posible que el gas ionizado pueda circular a altas temperaturas, algo que se traduce en la creación de rayos que son capaces de cortar metales como el acero inoxidable, aluminio y otros materiales metálicos conductores. El arco de plasma es capaz de derretir el metal como por arte de magia, mientras que le gas se encarga de eliminar el material fundido.

A modo de resumen, podríamos decir que la cortadora de plasma es una herramienta no muy habitual que cada vez tiene más presencia en hogares de todo el mundo. Eso sí, hay que aprender a utilizarla con mucha precaución y sin tener prisa por obtener grandes resultados, ya que es necesario pasar por un proceso de aprendizaje que implica equivocarse muchas veces antes de manejar cualquier cortadora de plasma con relativa soltura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.