Decorar con la técnica del estencil


A la hora de elegir una técnica decorativa para aplicar en tu hogar tienes múltiples opciones, cada una de ellas con sus particularidades y que harán que siempre puedas encontrar la perfecta para cada estancia, ambiente, rincón, mueble o elemento decorativo. Una de las muchas que puedes utilizar es la técnica del estencil, que es muy antigua y consiste en crear un dibujo mediante una plantilla.

Es una técnica muy sencilla de aplicar y puedes hacerlo de varias formas diferentes. Además, es muy divertida con lo que si tienes niños en casa seguro que se lo pasan genial ayudándote a decorar cualquier cosa con esta técnica. Las plantillas para utilizar esta técnica las puedes encontrar en cualquier tienda de manualidades, donde hay innumerables diseños que puedes combinar para conseguir mayor variedad y hasta para contar una historia con ellos.

La técnica del estencil es válida tanto para objetos decorativos como para muebles, paredes, techos, suelos, tejidos, ropa… En la pared puedes aplicarla, por ejemplo, para crear un mural y que así la decoración sea mucho más original (esto queda especialmente bien en las habitaciones infantiles). En la ropa también podrás utilizarla para decorar alguna camiseta con un motivo especial. También te irá muy bien en textiles como fundas de cojines o incluso en algún edredón o funda nórdica.

Si quieres algo más personalizado, siempre puedes hacerlas tú misma para que encaje perfectamente en el lugar que quieres decorar. Para ello necesitarás una cartulina gruesa, un cúter y mucha imaginación para hacer un diseño que te guste. Después será lo mismo que con cualquier otra plantilla: ponerlo sobre la superficie que quieres decorar y rellenar los huecos con la pintura o spray para que quede el dibujo reflejado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *