Empapelar paredes


Empapelar paredes no es tarea complicada, sin embargo dependiendo de las zonas pueden surgir algunos problemas. El procedimiento es sencillo, lo primero que tenemos que hacer es cortar las tiras de papel necesarias, doblarlas y encolarlas sobre algún soporte. Luego desdoblamos las tiras y las fijamos en la pared por la zona encolada. Lo habitual es empezar hacia la mitad de la pared para que las tiras queden completas y reservar los cortes para las esquinas.

Las mayores dificultades las podemos tener al decorar techos, salvar enchufes y colocar el papel detrás de los radiadores. Pero con lo siguientes consejos seguro que te quedará perfecto.

Si observas que las juntas que se despegan, basta con levantar el papel, aplicar pegamento en el borde y presionar. La cantidad de pegamento que se debe aplicar ha de ser la justa para que el papel se enganche a la superficie sin que desborde por las juntas.


Para empapelar en los enchufes, es recomendable desconectar la corriente eléctrica. A continuación, se retiran los embellecedores y se colocan las tiras de papel en la pared. Luego con un cúter o tijeras cortamos la zona del enchufe.

Si tenemos radiadores y no se pueden desenganchar de la pared, el mejor consejo es realizar varios cortes regulares en la parte inferior de la tira y posteriormente, cada una de esas partes se introduce detrás del radiador a la vez que se presiona con un espátula o rodillo.

Para empapelar el techo, algo cada vez más frecuente por su originalidad, suele ser preciso que la tarea la realicen dos personas para sujetar las tiras desde el suelo con una herramienta especial. Para que las líneas queden rectas puedes trazar una línea en el techo que marque la anchura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *