La iluminación en las estancias de paso


A la hora de iluminar nuestro hogar tenemos que tener en cuenta varios factores, principalmente a qué estará destinada cada una de las estancias para poder colocar en ellas la iluminación más adecuada y poder así crear un buen ambiente. También debes tener en cuenta cosas como la orientación de la estancia, el tamaño o el color de la pared. A continuación te diré cuáles son las normas generales y tendencias en iluminación para las estancias de paso que tienes en tu casa. Toma nota:

Recibidor: Es necesario que haya una iluminación funcional que sea indirecta pero potente para conseguir un ambiente acogedor en el que no hayan rincones oscuros. Lo ideal es que pongas una lámpara en el techo y que los comines con algún aplique de pared o lámpara de sobremesa si tienes un mueble en el recibidor.

Pasillo: Necesita luz general abundante para que puedas ver cualquier rincón cada vez que te desplaces de un sitio a otro, además de ser una iluminación que decore para compensar la falta de muebles que suele haber en estos espacios. Lo mejor para esta zona es colocar varios focos halógenos con una separación de unos 80 centímetros entre cada uno de ellos. Si prefieres lámparas de techo tienen que ser ligeras y altas para que no molesten cuando se pase por debajo. Si tienes un techo bajo, los apliques de pared dirigidos hacia arriba son la mejor opción.

Escaleras: Si tienes escaleras en el interior de la vivienda, deben estar muy bien iluminadas, a ser posible desde arriba y con una luz que no deje sombras en ningún momento del día. Los interruptores deben estar tanto arriba como abajo y deben permitir encender y apagar desde cualquiera de los dos sitios.

Como consejo para todas ellas, evita utilizar bombillas de bajo consumo en estas zonas ya que se encienden muy poquito y no son rentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *