Loft decorado en blanco y rojo


Este loft es un ejemplo perfecto para el uso de paneles correderos, espacios diáfanos y una decoración cuidada en combinación con dos colores. Podemos ver elementos decorativos en rojo intenso estratégicamente colocados para aumentar la profundidad del espacio. Este tono aumenta la intensidad visual del ambiente, especialmente sobre un fondo blanco que se convierte una vez más en el mejor recurso para potenciar la claridad. En una vivienda de apenas 68 metros cuadrados, tratar de reflejar la luz natural es necesario para combatir la sensación de oscuridad. Adicionalmente, se optó por una iluminación perimetral blanca ubicada en el encuentro entre la pared y el techo, creando un ambiente tremendamente agradable. Por su parte, los muebles jugaron un papel fundamental tanto en la decoración como en la organización de este acogedor loft.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *