Love me, una mesa sangrienta


Love me, del diseñador inglés John Nouanesing, es una mesa ideal para días como el de Halloween. La pintura plástica que recorre su estructura da una imagen muy sangrienta y atípica de lo que entendemos por mesa. Además, el curioso efecto logrado con las gotas de pintura, hace todavía más real la sensación de que es sangre lo que se ha derramado por encima de la mesa.

¿Te atreves con ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *