Maletas pero no para viajar


Te proponemos una idea más de “háztelo tú mismo”. Como ya hemos dicho muchas veces, reciclar está de moda y convertir objetos en otros objetos es una tendencia que están recogiendo los diseñadores para decorar la casa. Las buenas ideas son recompensadas y si quieres que cuando tus amigos vayan de visita suelten un “ooooh” de admiración ante tu originalidad, apúntate esta idea diferente y práctica: utiliza varias maletas para construirte una mesita auxiliar o una mesilla de noche.

En la foto se han utilizado varias maletas antiguas, que te será fácil encontrar en un mercadillo o en tiendas de antigüedades. Lo mejor para este tipo de maletas es que les des un tratamiento para restaurarlas porque la mayoría se encuentran en mal estado. Lo ideal sería hacerle un decapado y luego pintarla, pero si ves que está muy deteriorada no lo intentes o estropearás el cartón. En este caso dale un poquito de líquido reparador con cuidado, te llevará más tiempo pero quedará muy bien.

Por otro lado los cierres de la maleta y las esquinas, que a veces también son de metal, también es posible que estén deteriorados, puedes darles aceite de linaza o si no están muy mal dejarlos como están, porque ese aire medio sucio del metal tiene su encanto.

Por último, es posible que el interior sea la zona más perjudicada, es decir el forro, si tiene. Si no tiene o está inservible puedes comprar una tela que te guste y cubrir el interior sujetándolo al cartón con pegamento, con tachuelas o con aguja e hilo. Recuerda: elijas el método que elijas tienes que hacerlo con mucho cuidado de no dañar no deformar el cartón de la maleta.

Para conseguir hacer la mesilla o mesita auxiliar necesitarás, obviamente, varias maletas y ponerlas apiladas. Puedes colocarlas de mayor a menor tamaño y te quedará una bonita mesa en forma de pirámide y además tendrás un montón de espacio para guardar cosas como si las maletas fueran cajones.
Las maletas antiguas le darán a tu salón o a tu habitación un toque retro muy original que puedes completar colocando algún libro de segunda mano encima. Pero si quieres conseguir un efecto más moderno puedes hacerlo con maletas de diferentes colores. Lo importante es que encuentres tu estilo y que te sientas a gusto con la combinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *