Seis causas de daños que afectan al estado de la madera

mesa-con-sillas-y-flores
La madera es uno de los materiales preferidos en muchos hogares por la elegancia y la permanencia de una estética atemporal. Sin embargo, la madera también es vulnerable ante el riesgo de ser afectada por daños externos que producen un impacto visible en su base. ¿Cuáles son estos agentes externos que conviene tener en cuenta?

1. Factores climáticos

Los factores ambientales observables y experimentables en el calendario anual también pueden incrementar la fragilidad de la madera en su esencia a través de daños causados por la humedad o la luz solar. Factores que pueden combatirse a través de cuidados específicos orientados a incrementar la fortaleza de este material frente a estos elementos del entorno. Una de las características que puede estar presente en un mueble antiguo que ha estado expuesto a la luz solar es la pérdida de color respecto del matiz original.

2. Patología de la madera

cocina-blanca-de-madera
Puede producirse un proceso de destrucción intrínseco a partir de la aparición de algún tipo de patología que puede estar causada no solo por los factores climáticos descritos en el punto anterior, sino también, por posibles errores en el mantenimiento, cuidado y conservación del mueble.

3. Calor de la calefacción

Los muebles de madera no solo pueden perder su tono natural a partir de la exposición recurrente a la luz solar sino que también pueden sentir esta fragilidad a partir de la cercanía directa de fuentes de calor como el radiador de la calefacción.

Por esta razón, al elegir la distribuición del espacio y la colocación de los muebles en una estancia conviene observar dónde están situados los puntos de calor para evitar el contacto directo de la madera porque entonces, como consecuencia de este hecho, pierde su color.

4. Cometer errores al pintar la madera

armario-en-blanco

Algunas personas deciden experimentar el proceso creativo de restaurar un mueble invirtiendo el tiempo y la atención en este fin de decoración en el que pueden cometerse errores que son fruto de la inexperiencia. Por ejemplo, antes de comenzar con el proceso de la pintura, la madera requiere de un tratamiento previo que depende de las características del propio mueble.

El proceso de lijado es recomendable para dotar al producto de un color uniforme. A su vez, también es un error no seguir las indicaciones del producto en el secado de la pintura para esperar el tiempo necesario hasta que el resultado esté listo.

5. Rayas en la madera

El paso del tiempo también puede producir un efecto visible en el estado de la madera a través del uso de los muebles. Esta situación puede producirse como consecuencia de hechos cotidianos como un descuido o un golpe indeseado.

6. Daños durante una madanza

dormitorio-en-madera
Uno de los procesos biográficos que también puede tener su reflejo en la decoración es la experiencia de cambiar de casa llevando desde el primer inmueble algunos de los armarios para habitar el nuevo hogar.

La preparación de la mudanza a través de un plan de acción efectivo que proteja cada tipo de producto es importante puesto que, durante el trayecto también puede producirse algún tipo de impacto en la madera, como consecuencia de algún imprevisto con el que no se contaba previamente en el guión. Los muebles de madera tienen más peso que otros, y esta característica también debe tenerse en cuenta al organizar un cambio de residencia.

En el caso de que esto suceda en una mudanza gestionada por una empresa especializada, el cliente puede poner la pertinente reclamación por la situación que se ha producido.

La madera es un material de calidad que también goza de una gran resistencia y durabilidad. Por tanto, es importante potenciar su cuidado a través de objetivos específicos, concretos y realistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *