Una terraza en un rincón


Muchos y muchas urbanitas suspiramos por un jardín, terraza o patio donde relajarnos durante los días de primavera y verano, y en el que colocar una acogedora mesa con sillas donde desayunar o compartir los buenos momentos. Y de lo que no somos conscientes es que en muchas viviendas hay un rincón que suele estar desaprovechado y que puede ser precisamente lo que necesitamos. Por supuesto, estoy hablando del balcón.

La excusa de que el espacio puede ser demasiado pequeño no me sirve. Porque vamos a ver, ¿qué os parece el balcón de esta fotografía? Desde luego, grande no es… Pero no me digáis que no es un pequeño paraíso donde disfrutar del sol y del cielo azul.

Este balcón pertenece a un apartamento de tan solo 45 metros cuadrados en el que se han aprovechado cada uno de los centímetros disponibles de superficie útil. Está lleno de ideas que podéis ir apuntando para sacar partido al vuestro, así que vamos a darle un repaso:

– Barandilla blanca. El color blanco es ligero y luminoso, y aumenta visualmente los espacios. Si podéis pintar la barandilla de vuestro balcón no dudéis en usar este color, siempre aplicando una pintura especial para exteriores y que resista el ataque del óxido.

– Suelo de madera. Los suelos de baldosas de madera son la mejor forma de renovar un pavimento de exterior en un santiamén. Se colocan directamente sobre las baldosas y son preciosos y cálidos, permitiendo además estar descalzo con comodidad.

– Paneles en la barandilla. Para crear un efecto acogedor, puedes panelar la barandilla como en la foto. Hazlo con tablas, o aún mejor: con una celosía de madera de las que se venden en los centros de bricolaje. Si le aplicas un barniz de poro abierto color nogal o caoba, quedará protegida y preciosa.

– Muebles plegables. Hoy día hay muebles que caben en todas partes, y si son plegables los podrás guardar sin problemas. Las mesitas redondas como ésta tienen mucha cabida.

– Plantas. Un balcón sin plantas no es un balcón… Si no tienes “mano”, opta por plantas de temporada como las petunias, que aguantarán bien el verano y te llenarán el espacio de color. En climas muy cálidos y secos, las aromáticas, las plantas crasas como el aloe vera y los cáctus son buenas opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *