Vestir una mesa para que sea elegante


Hay ocasiones en las que tenemos invitados a comer o cenar en casa y llegan los nervios por saber si todo saldrá bien, si les gustará la comida o si la decoración habría estado a la altura de las circunstancias. Cuando eso sucede, hay que saber bien cómo decorar cada rincón y qué hacer para poder conseguir que la velada sea perfecta. Si no tienes muy claro cómo preparar la mesa para una cena importante, no te preocupes ya que hoy escribiré sobre ello, así que tendrás todos los detalles para conseguir una mesa elegante y perfecta.

Son muchas las cosas que has de tener en cuenta para vestir la mesa, como por ejemplo la vajilla que vas a utilizar, la cristalería, la mantelería o si pondrás algún objeto decorativo en ella. Toma nota de estos consejos para vestir la mesa de forma elegante:

La vajilla

Más que la elección del diseño, que debe ser elegante y discreto, lo que más debe preocuparte es la distribución de los platos. No hay nada más feo al sentarse a una mesa que ver un montón de platos apilados, así que pon únicamente uno que sirva de presentación, o dos si uno de ellos es un plato bajero que sirva como salvamantel. También puede estar el plato hondo, aunque si hay aperitivos es mejor que no lo pongas y en su lugar pongas uno pequeño. Los demás pueden estar en una mesa auxiliar y los vas sacando según se vayan a utilizar.

La cubertería

Lo primero que debes tener claro es en dónde va cada cubierto. El tenedor, a la izquierda, y cuchara y cuchillo a la derecha (el cuchillo pegado al plato y la cuchara a su derecha). Si hay varios cubiertos de cada, ponlos de fuera hacia dentro según se vayan a utilizar. Los tenedores deben ir con los picos hacia abajo, tocando el mantel, y los cuchillos siempre con la sierra mirando hacia el plato. Los cubiertos de postre van delante del plato, justo entre éste y la cristalería, y si tienes tenedor y cuchara (de postre), que miren cada uno hacia un lado.

La cristalería


También se colocarán según el orden en el que se vayan a utilizar, con los vasos en el centro, justo delante del plato. A su lado irán los de vino, y si hubiera copas de aperitivo, al lado de éstas. Para que te sea más fácil, suelen ir colocados de grande a pequeño y de izquierda a derecha. Si quieres que sea más bonito, pon una copa diferente para cada tipo de vino.

Las servilletas

Aquí tendrás mayor libertad para colocarlas donde realmente te guste ya que, protocolariamente hablando, pueden ir en varios sitios. Puedes meterla en un vaso, ponerla en el plato o en el mantel. Para doblarla, utiliza tu imaginación y tu maña, haciendo alguna forma original como una flor o simplemente doblarla de forma triangular.

La decoración

No te pases con esto, lo mejor es que haya poca cosa ya que si tienes mucho entorpecerá a la hora de poner las bandejas de comida. Que no sean elementos altos ya que molestaría la vista de los que quisieran mirarse y tuvieran que mover la cabeza para poder hacerlo. Puedes poner un centro de mesa que sea bajo y pequeño, o alguna vela, aunque si sois muchos comensales no es recomendable.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *