Cómo separar el salón del comedor
En las casas que se hacían antiguamente había una estancia para el comedor y otra para el salón, pero actualmente los espacios ya no son tan grandes y debemos poner ambas cosas en un salón-comedor, con la incomodidad que eso puede suponer a la hora de decorar o de hacer cualquier otra tarea. Lo ideal es que las dos zonas estén bien diferenciadas y decoradas de forma independiente, algo que puedes conseguir sin necesidad de obras ni reformas.

A continuación te daré unas cuantas ideas para separar el salón y el comedor sin que dejen de estar relacionados entre ellos. Toma nota:

– Si se trata de dos estancias que forman una sola, la mejor opción es poner puertas correderas para separar ambos ambientes, ya que así evitarás quitarle metros a cada espacio para dárselos al otro. Además, podrás abrirlas o cerrarlas según la ocasión.

– Puedes también utilizar elementos como un tabique de pladur para separarlos. En el caso de éste último, de lo que casualmente te hablaba ayer, puedes aprovechar para formar una estantería con él y que la separación entre una y otra estancia te sirva también como almacenaje.

– También puedes apostar por separar los niveles del suelo y que cada estancia esté a una altura diferente. Para ello puedes utilizar suelos técnicos y el acceso de una a otra estancia será muy cómodo. Utiliza la misma gama de colores para los muebles, paredes y complementos, aunque diferentes tonos.

– Por último, puedes utilizar también muebles para que cumplan la función de separadores de ambientes, como un sofá cuyo respaldo marque el fin de una estancia y el comienzo de otra, un aparador abierto o una estantería. Algo que se utiliza mucho actualmente para esto son los paneles japoneses, así que aprovecha y sigue las tendencias para separar el salón del comedor.