Decorar con piedras los jardines caseros
Los elementos naturales son perfectos para decorar jardines, todo lo que tenga que ver con la naturaleza tiene cabida en los exteriores de nuestra casa, son ideales para conseguir recrear una atmósfera que configure un jardín natural. Piedras y rocas son muy utilizadas para colocar en los jardines caseros, colocadas de manera sencilla pueden dar un aspecto mucho más confortable a la imagen de tu jardín.

Por ejemplo, podemos configurar un paseo de piedras sobre la pradera del césped, eso es algo deja como resultado un bonito camino que puede conducir desde la entrada de la propiedad hasta la puerta de casa, también lo podemos hacer hasta el porche u otras zonas de la parcela.

Sin embargo, la forma más simple de hacer un camino de piedra es colocando las piedras sobre la pradera, para ello solamente deberemos recortar a medida los espacios que vayan a ocupar dichas rocas. Este detalle deja como resultado un paisaje muy natural. En jardinería podemos emplear muchos tipos de piedras dependiendo del uso que le queramos dar. Por ejemplo, las podemos utilizar para fabricar jardineras, delimitar setos y árboles, utilizar rocas de granito, rocas calizas, preferiblemente de tamaño mediano, alargadas pero tampoco muy estrechas.

Los materiales más recomendados para colocar sobre paseos son la pizarra, la cuarcita, el granito y el terrazo. Es conveniente que todos sean de escaso grosor y tengan la superficie más o menos regular para que al pisar no nos desequilibremos.

En otros lugares, cuando las lluvias escasean es habitual el uso de distintos tipos de grava, las cuales proceden de diversas clases de roca: como el granito, la lava volcánica, el cuarzo y las rocas calcáreas para cubrir el suelo, en sustitución del césped tradicional.

En ese sentido, para decorar podemos optar por diversos colores, permitiendo distintas combinaciones. La lava volcánica tiene una paleta que va desde el negro hasta el amarillo pálido pasando por varias tonalidades pardas. Mientras que el granito puede encontrarse en color gris, negro y hasta blanco cristalino que da un toque muy elegante al jardín.