Espectacular proyecto de piscina flotante en Londres

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+6

piscina flotante Londres 1
Sencillamente espectacular. En Londres se está cociendo uno de esos proyectos que no crean indiferencia. Más bien todo lo contrario, ya que en 2017 podremos contemplar la primera piscina flotante de la capital inglesa, una obra de arte en el centro residencial de lujo Embassy Gardens, muy cerca del río Támesis.

Un baño único

Es ahí donde el estudio de arquitectura Hal Architects pretende construir una piscina en el cielo que captará la atención de los miles de turistas que visitan la ciudad cada año. Estará fabricada con cristal y contará con una superficie de 25 metros de longitud. Servirá para unir dos edificios de 10 plantas a través de un cristal muy resistente de 20 centímetros de grosor.

Sean Mulryan, directivo de Ballymore Group, ha explicado el porqué de este capricho:

Mi visión de esta piscina en el cielo nació de un deseo de forzar los límites de la ingeniería y la capacidad de construcción. Quería hacer algo que nunca hubiera sido hecho antes. La estructura transparente de esta piscina es el resultado de los significativos avances de la tecnología en la última década. La experiencia en esta piscina será realmente única, será como estar flotando por el aire en el centro de Londres.

piscina flotante Londres 2

Precios prohibitivos

Este verano han empezado a construir los tres edificios. La capacidad total es de 2.000 apartamentos, y cada uno cuesta 602.000 libras, que unos 823.000 euros al tipo de cambio actual. El precio está más que justificado, ya que además de bañarse en esta piscina no apta para personas con vértigo, los inquilinos podrán disfrutar de un gimnasio y un bar en la azotea con toda clase de comodidades.

El barrio más posh

Y cuidado porque las intenciones del grupo Ballymore, propietario de las dos empresas que se encargan del proyecto, va mucho más allá. Pretenden crear un distrito llamado Nine Elms que será de lo más selecto. Se han marcado como objetivo diseñar unas 20.000 viviendas y varios rascacielos, así que ambición no les falta. El Shard London Bridge, el edificio más alto de la Unión Europea con 310 metros, podría tener vecinos próximamente.

Para terminar, decir que el interiorista que se encargará de las futuras viviendas es el español Luis Bustamante, un hombre acostumbrado a crear ambientes de ensueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *