Paredes de metal para decorar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En revestimientos de pared da la sensación de que ya lo hemos visto todo. ¿No os parece? Desde papel pintado de todos los tipos, formas, texturas y estampados, hasta las técnicas de pintura más increíbles. Y por supuesto, la cerámica: ese maravilloso material que permite acabados insospechados…

Pues hoy vamos a rizar el rizo y a apostar por un material que normalmente no se usa para revestir las paredes de las casas. Estamos hablando del metal, sobre todo en su aspecto pulido y brillante. Porque hay nuevos revestimientos que permiten decorar las paredes de la casa de una forma completamente futurista y de vanguardia.

Cerámica, vidrio y más

Las imágenes que podéis ver en este artículo pertenecen a las colecciones de revestimientos de la firma Nemotile. Esta compañía se especializa en revestimientos para paredes de todo tipo: desde los clásicos de cerámica hasta los de vidrio (en todas sus formas, incluyendo el clásico gresite), pasando por otros materiales como madera o metal. La última incorporación a la gama ha sido la serie Viscay Platino: piezas de vidrio con acabado de acero inoxidable. Que además de aportar el inigualable brillo de este material, también permiten hacer combinaciones con relieve y caprichosas formas.

En tonos oro y acero


En Nemotile también tienen piezas de auténtico metal para revestir paredes. Es el caso del modelo Razor (en la foto que abre el post), unos sofisticados mosaicos de metal que se presentan en muchísimos formatos: pequeños círculos del tamaño de una moneda, superficies que simulan trenzados de mimbre, texturas geométricas en dos tonos… Los acabados disponibles abarcan el ya mencionado acero inoxidable, el oro y el níquel.

Con estos revestimientos, además de renovar completamente nuestras estancias y dar un toque de futuro a las paredes, también es posible incrementar la luminosidad de una habitación oscura. Eso sí: mi consejo es que se utilicen en pequeñas dosis, tal vez en un rincón, por franjas, zócalos o en paredes individuales. Ya se sabe que lo poco, agrada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *