Pintar las paredes en tonos pastel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

pintar las paredes en tonos pastel
¡Qué dilema! ¿De qué color voy a pintar las paredes de casa? En Decorablog queremos ayudarte a resolver algunas dudas y por eso te ofrecemos una guía de estilo para pintar paredes en tonos pastel.

Una propuesta cromática muy acertada sobre todo en habitaciones pequeñas y con poca luz, ya que los colores pastel aportan luminosidad y elegancia. Pero además, son tonalidades muy contemporáneas, versátiles y se adaptan a cualquier estancia. Tanto en el dormitorio, como en el salón o en el cuarto de baño, los colores pastel siempre son una excelente opción. Pero antes de ponerte manos a la obra para pintar, hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

Cuáles son los colores pastel

pintar las paredes en tonos pastel
Antes de continuar, hay una cosa que debes tener bien claro: ¿cuáles son los colores pastel? Los tonos pastel puede ser cualquier propuesta cromática en versión suave. El más popular es el rosa palo, aunque existen otras muchas tonalidades como el verde, el amarillo, el beige o el azul. Así que ya lo sabes: no te quedes solamente con los colores más tradicionales.

Tal y como explicábamos al principio de nuestro artículo, los colores pastel son una gran elección en cualquier estancia de la casa. Pero sobre todo se recomiendan en las habitaciones pequeñas y con poca luz, ya que los tonos empolvados o pastel aportan luz y amplitud a nuestro hogar.

pintar las paredes en tonos pastel

Así que puedes pintar cualquier pared de tu casa con estos colores, tanto el dormitorio principal como el salón, el cuarto de invitados o la habitación de los más pequeños de la casa. Los colores pastel son atemporales, versátiles y muy fáciles de combinar.

Pero además, las propuestas cromáticas en tonos pastel transmiten serenidad, paz y bienestar. Por lo que son una buena idea en ambientes de la casa donde queremos favorecer el descanso y la tranquilidad, siendo estos colores mucho más frecuentes en el dormitorio y en el salón.

pintar las paredes en tonos pastel

Cómo combinarlos

La ventaja de utilizar colores pastel es que son muy fáciles de combinar. ¿Te acuerdas de la regla del 60-30-10? Pues los tonos pastel son una magnífica elección para poner en práctica esta norma decorativa. Recordemos que esta norma utiliza varios colores principales: un tono protagonista que ocupará el 60% de la estancia, frente a una segunda tonalidad que ocupará el 30%, y el último toque de color abarcará aproximadamente el 10% de tu habitación.

pintar las paredes en tonos pastel

Así que basándonos en esta simple norma decorativa, uno de estos tres colores puede ser un tono pastel. Depende de ti si quieres que el color pastel sea el gran protagonista de tu decoración o prefieres utilizarlo como uno secundario. Sin embargo, los tonos empolvados son muy recomendables para utilizarlos como base de nuestra decoración.

Y si ya tienes claro qué color quieres en tus paredes, recuerda que puedes innovar. Es decir, no tienes que pintar las paredes de un solo color, ya que también puedes mezclar tonalidades decorando tu pared a rayas, con un estampado de flores o con algún vinilo especial.

Con infinidad de tendencias

pintar las paredes en tonos pastel
Esta es la gran ventaja de los colores pastel, que admiten una gran variedad de estilos y de tendencias. Así que puedes utilizarlos en una decoración romántica, minimalista, vintage, barroca y en multitud de tendencias más.

¿Otra genial idea? Decorar la habitación en un único color, pero en diferentes tonos de mayor y menor intensidad. Y es que los colores pastel son la solución perfecta ya que no pasan de moda fácilmente y además son increíblemente elegantes y distinguidos.

Artículos recomendados:

Aplicaciones que te ayudan a elegir el color de las paredes

Errores habituales al elegir el color de las paredes

Decorar con colores empolvados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *