Ventajas e inconvenientes del suelo de moqueta
La moqueta es una de las muchas opciones que hay para revestir el suelo del hogar, pudiendo conseguir con ella acabados de diferentes estilos, lo que da la oportunidad de tener una moqueta diferente en cada ambiente y así conseguir un suelo mucho más llamativo. Como cualquier cosa que vayas a poner en tu hogar, la moqueta tiene muchas ventajas pero también algunos inconvenientes, aunque creo que las primeras son mucho más importantes.

Las moquetas pueden ser de diferentes materiales y su colocación no es muy complicada, pero pasemos a analizar tanto sus ventajas como sus inconvenientes para que puedas saber si te compensa su colocación.

Ventajas de las moquetas

Son una opción perfecta si vives en una zona de frío ya que son un aislante maravilloso para cualquier estancia, pudiendo además caminar sin calzado y aún así tener siempre los pies calentitos. Hoy en día hay una gran variedad de diseños, grosores y materiales para las moquetas, con lo que encontrarás unas cuantas que encajarán perfectamente en el estilo decorativo que tengas. Las moquetas son una apuesta segura si lo que quieres es conseguir una estancia elegante, independientemente del estilo decorativo que utilices en ella. Otra de sus grandes ventajas es que su limpieza es muy sencilla, y prácticamente pasando la aspiradora conseguirás eliminar cualquier rastro de suciedad.

Desventajas de las moquetas

Entre los puntos que podrían influir en contra de su compra está el hecho de que su calor puede llegar a resultar bastante molesto en verano, especialmente si vives en una zona en la que los veranos son muy calientes. Durante los meses de verano, la estancia en la que esté la moqueta se calentará más que las demás. También hay que tener mucho cuidado con las manchas, ya que aunque su limpieza diaria sea sencilla, cuando le cae una mancha puede hacer que se estropee si no se limpia correctamente y al momento. Tampoco se puede mojar ya que podría aparecer moho.