Cómo limpiar la moqueta

moqueta
La moqueta es una de las opciones más utilizadas para revestir el suelo de muchas partes del hogar a pesar de haber perdido terreno en los últimos años debido a la aparición de otros materiales como el parquet o la tarima flotante. Aún así, la moqueta es ideal especialmente si en la zona donde vives hay más días de frío que de calor. No cabe ninguna duda de que habiendo moqueta es mucho más cómodo ya que se puede estar descalzo y los niños pueden jugar en el suelo sin miedo a que se resfríen. Si no le das un correcto mantenimiento pueden pegarse ácaros que te causen alguna alergia, así que si quieres saber cómo limpiar la moqueta, toma nota.

Nuestras recomendaciones

– Lo primero, es imprescindible que tengas una aspiradora, ya que es el método más eficaz para limpiar la moqueta de manera segura y diaria. Elige un modelo potente que tenga unos buenos filtros anti-ácaros y renuévalos de vez en cuando.

– Organiza bien las sesiones de limpieza y no esperes a que estén sucias para hacerlo.

– Cuando detectes una mancha fresca quítala enseguida para que no se pegue y sea mucho más difícil quitarla después. Cuanto más tiempo esté una mancha más difícil será de quitar.

– Si la mancha es de restos de comida o similar (sólidos), quítalos con un rascador o un cuchillo pequeño pero con mucho cuidado para no estropear las fibras.

– Si son restos de líquido, utiliza un papel absorbente para quitar todo lo que puedas, apretando con suavidad y que sea de fuera a dentro para que la mancha no se extienda.

– Si te has olvidado de descalzarte y las manchas de barro o similar deja que se seque para que cuando haya desaparecido la humedad y se reduzcan a polvo puedas retirarlo con un suave cepillado y una pasada con las aspiradora.

– Si te ha caído cera en la moqueta, pon una bolsa de hielo para que se endurezca y poder retirar los restos estando sólidos. Aplica después varias capas de papel absórbete y pásale la plancha para que quede perfecta de nuevo. El hielo es válido también para el chicle.

– Por último, si las manchas son de grasa utiliza un limpiador adecuado para esa sustancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *