Ahorrar con el aire acondicionado


Los días de calor solo se sobrellevan bien en casa si disponemos de un buen equipo de aire acondicionado. El problema (y el disgusto) suelen llegar después, cuando recibimos la factura de la electricidad y comprobamos cuántos euros se nos han marchado en forma de frigorías… Y eso, sin contar el daño que hacemos al medioambiente cuando nuestro gasto energético es excesivo.

Sin embargo, existen trucos y consejos prácticos que te ayudarán a reducir la factura de la luz y a tener un gasto en A/A más ecológico. Aquí tienes unos cuantos.

Instala un equipo de climatización eficiente, clase A. La diferencia de consumo un equipo clase A y uno clase G puede suponer hasta un 60% más de consumo eléctrico. Un hogar bien aislado ahorra energía. Instala toldos, cierra las persianas y corre las cortinas para reducir el calentamiento de la vivienda.

Pon el termostato siempre a una temperatura mínima de 25º C; es lo suficientemente fresca como para estar a gusto en casa. Ten presente que una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12ºC no es saludable. Y piensa también que cada grado que lo bajes supondrá un consumo de un 8% más de energía.

Contempla la posibilidad de instalar un equipo de A/A con sensor de presencia; estos modelos conectan el sistema “ahorro de energía” cuando las estancias están vacías. No olvides realizar tareas de mantenimiento de vez en cuando, como por ejemplo limpiar los filtros. Los filtros de aire sucios afectan al rendimiento del equipo y ocasionan un mayor consumo de energía.

Ventila la casa a primeras horas de la mañana y durante la noche, cuando menos calor hace. Evitarás un calentamiento excesivo en las horas centrales del día. Ten presente que bastan 10 minutos para ventilar una habitación en condiciones normales; y por supuesto, mientras la unidad esté funcionando evitar abrir puertas y ventanas.

Fuente: Daikin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *