Bolas de Navidad para centros de cristal


¿Habéis visto qué centro de Navidad más bonito y elegante? No tiene nada que ver con los clásicos de bolas, espumillón, velas… Es mucho más fino y minimalista. Este centro lo podéis hacer vosotros mismos con facilidad, ya que las bolas de cristal tallado son mucho más sencillas de elaborar de lo que podáis pensar.

Para hacer este centro necesitaréis bolas de cristal transparente, un árbol luminoso (podéis coger una rama retorcida y ponerla en un tiesto, para luego enrollarle unas luces blancas), una herramienta para tallar cristal, pistola de encolar, brillantina blanca en polvo y barras de pegamento en color blanco con brillo.

Tallar el cristal con cuidado


En este paso a paso aprenderemos cómo tallar las bolas para hacer nuestro centro, o tal vez para colgarlas del árbol de Navidad. En primer lugar, doblaremos un paño suave o una toalla para crear un “colchón” en el que apoyar la bola. Con la multherramienta y una punta especial para grabar cristal, iremos marcando los motivos deseados. En este caso nos hemos inspirado en los clásicos copos de nieve. Antes de marcarlos es recomendable dibujarlos con un rotulador permanente; los restos de rotulador se borran fácilmente con alcohol. Trabajaremos con mucho cuidado y sin presionar el cristal para evitar romperlo, ya que es muy frágil. Atención: para este trabajo hay que colocarse gafas protectoras.


A continuación cogeremos la pistola de encolar y, con una barra de cola de 7 mm (incolora), haremos un dibujo de copo de nieve como el de la foto. Hay que ir con cuidado, y si es necesario antes pintaremos el motivo sobre el cristal con el mismo rotulador.

Brillantina en polvo y en barra


El paso siguiente consiste en espolvorear la brillantina blanca mientras la cola aún está mordiente, cubriendo perfectamente el motivo. Una vez cubierto, solo tendremos que agitar bien la bola para retirar toda la brillantina que no se haya pegado al cristal.


Para terminar nuestra bola decorada, dejaremos enfrían la pistola y le colocaremos una barra de cola con brillantina plateada. Con una temperatura suave iremos aplicando puntos de cola brillante para darle un toque aún más luminoso. Ya solo queda colgar estas preciosas bolas de la rama que habremos colocado en el tiesto, o si lo tenemos, del arbolito luminoso. ¡Feliz Navidad!

Fotografías: Cortesía de Dremel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *