Cactus de tela para decorar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Cactus de tela decoracion1
La manualidad decorativa que te propongo hoy es muy sencilla. Puedes creerme porque la he hecho yo misma y te aseguro que no es complicado, ya que no soy ninguna experta en hacer este tipo de cosas, ni sé coser, ni nada por el estilo. Sólo hace falta un poquito de maña para crear un bonito cactus de tela que te ayude decorar de una forma muy original cualquier estancia donde lo coloques. A continuación te cuento paso por paso cómo puedes hacerlo.

Los materiales

Para hacer tu cactus de tela totalmente personalizado necesitas:

– Tela con un estampado que te guste (que no sea elástica).
– Guata para el relleno (yo compré un relleno de cojín y de ahí voy sacando, cunde muchísimo).
– Tijeras para tela.
– Hilo.
– Aguja.
– Tiza para marcar en tela (se puede marcar el patrón con algún boli que te escriba en la tela).
– Cola blanca.
– Espuma de la que se suele poner en las flores secas.
– Un macetero pequeño.
– Elementos para decorar la base (piedras, hojas secas, ramitas, heno…) y para coser o pegar al cactus (botones, flores, mariposas…).

Cactus de tela decoracion3

Los primeros pasos

En primer lugar, dibuja en un papel la forma que quieres darle al cactus y recorta. Será tu patrón. Puede tener brazos, ser alargado y estrecho, gordito y más ancho… Es tu cactus y tú le das la forma que más te guste. Voy a enseñarte el más sencillo de hacer ya que hay otros más complejos en los que hay que coser más, de momento empezaremos con éste más fácil.

Trabajar la tela

Una vez tengas tu patrón, marca la tela, por la parte de detrás. Hazlo con la tela doblada por la mitad para tener las dos caras del cactus. Recorta la figura que has dibujado dejando un centímetro de margen alrededor de la línea.

¡A coser!

Vamos a empezar a coser tu cactus. Coloca las dos partes de tela que has recortado (del revés todavía) y comienza a coser por abajo, en un lateral, para seguir toda la línea del patrón y terminar de nuevo abajo, en el lateral contrario, y así dejar una apertura en la parte de abajo para meter la guata por ahí. Sigue el perímetro sobre la línea marcada. Si tienes máquina de coser, ¡mejor! Si lo has de coser a mano ésta es la parte más larga pero no es difícil. Con paciencia y tiempo lo harás genial. Una vez lo tengas cosido, haz unos pequeños cortes en diagonal por la parte de la tela que te ha quedado como margen alrededor del pespunte, en las partes con curva, para que al darle la vuelta sea más fácil que coja la forma adecuada.

El relleno

Ahora llega el momento de rellenar tu cactus. No tengas miedo de meter guata ya que es mejor que quede consistente y siempre cabe más de la que parece al principio. Trabájala bien para que consiga coger la forma y quede apretada.

Cactus de tela decoracion2

La maceta

Coloca un poco de cola en la base de tu maceta y una bola de papel de periódico. Después, ve rellenando con la espuma dejando un hueco en medio para colocar el cactus. Aprieta con más espuma para que quede bien sujeto y firme y llena de cola blanca (al secarse se vuelve transparente).

La decoración final

Puedes decorar la base con unas piedras blancas o cantos planos, con unas ramitas de heno, con bolitas de colores… como más te guste. Y en el propio cactus, lo mismo, puedes pegar o coser una mariposa grande de tela, unas flores, unos botones, cualquier elemento decorativo que le dé otro toque personal a tu creación. También puedes dejarlo sin maceta si lo has hecho más grande, a modo de cojín, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *