Cómo purgar un radiador paso a paso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+0

radiador
El otoño ya se encuentra entre nosotros, lo que quiere decir que las lluvias y las bajas temperaturas pronto harán acto de presencia. Por eso, es importante que nos pongamos manos a la obra para convertir nuestros hogares en auténtico refugios en los que protegernos de las condiciones climáticas adversas. Y es que dentro de muy poco no te apetecerá nada salir a la calle, sino quedarte en casa acurrucado con una manta frente a la tele.

Si quieres que tu casa se convierta en un refugio es importante que tengas la calefacción a punto. Por ejemplo, si tienes un sistema de calefacción con radiadores, una de las cosas que deberás hacer para anticiparte a la temporada de invierno es purgar los radiadores, una acción muy sencilla que te permitirá ahorrar energía y dinero. Hoy te contamos cómo hacerlo paso a paso. ¿Nos acompañas?

Mejorar el rendimiento de la calefacción en un 80%

Los expertos aseguran que purgar los radiadores de casa de forma correcta puede ayudar a mejorar el rendimiento de la calefacción en un 80%, lo que supone una reducción importante del consumo de energía del hogar. Así, antes de que el frío llegue a tu ciudad, será mejor que realices esta acción, que tiene como objetivo sacar todo el aire acumulado dentro de los aparatos. Piensa que si no lo haces, el aire puede interrumpir la circulación del combustible y tu radiador no calentará de forma homogénea.

radiador1

Qué es el purgador

¿Te has decidido a purgar los radiadores de tu vivienda? Pues lo primero que debes saber es qué es el purgador. Así, es importante que tengas en cuenta que se trata de un pequeño aparato situado en uno de los extremos superiores del radiador. Como te acabamos de comentar, sirve para sacar el aire del circuito de agua caliente. Por otro lado, debes saber que puede ser manual o automático.

Cuándo purgar

Lo ideal es purgar los radiadores cada vez que se pongan en funcionamiento tras estar una temporada sin utilizarlos. Eso sí, es especialmente recomendable cuando al encender el radiador permanezca frío, ya sea en su totalidad o solo en algunas zonas; o cuando haga ruidos burbujeantes.

Purgador manual

Si tus radiadores tienen purgadores manuales, entonces lo que debes hacer es girarlos con un destornillador plano, con una llave especial o con otro tipo de utensilios que encajen en la hendidura. Antes, tendrás que colocar un recipiente debajo para recoger el agua que pueda caer cuando se escape todo el aire. Cuando veas que el chorro es limpio y continuo, podrás cerrar de nuevo el purgador.

radiador2
Es importante que tengas en cuenta que basta con un ligero movimiento, ya que si giras el purgador demasiado, podría escaparse mucha agua. Además, debes saber que si se trata de calefacción individual, es recomendable conectar la caldera o el termostato una hora antes para que el aire suba a la parte superior del radiador.

Purgador automático

¿Tus radiadores tienen purgadores automáticos? Pues entonces no tendrás que estar pendiente de si el purgado funciona de manera adecuada, ya que expulsará el aire de forma automática. Aún así, es recomendable revisar que todo funciona correctamente cada cierto tiempo.

El orden del purgado

Si tienes una vivienda con más de una plana, lo ideal es que empieces a purgar por los niveles más altos, ya que la mayor cantidad de aire se acumula en los radiadores de estos pisos. De hecho, es posible que no tengas que purgar los radiadores de las plantas más bajas. Si tu casa solo tiene una planta, entonces tendrás que empezar por los que estén más cerca de la caldera. Una vez hayas terminado de purgar, entonces tendrás que comprobar que la presión esté entre 1 o 2 bares, dependiendo del modelo del radiador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *