Cómo reparar interruptores


No es nada extraño que los interruptores de un hogar terminen estropeándose con el paso de los años. Hay que tener en cuenta que es un elemento muy utilizado, pues cada día hay que presionarlos cuando la luz del sol se marcha, algo que sucede especialmente rápido en los meses de invierno.

La avería más común es la que sucede cuando el pulsador no se acciona de forma correcta. También suele suceder que el interruptor emite unos zumbidos algo molestos. Afortunadamente todo tiene arreglo y no hace falta llamar a ningún técnico para solucionar el problema.

Antes que nada, por tu seguridad, tendrás que desconectar el interruptor general y retirar el fusible. Cuando hayas retirado la tapa del interruptor tendrás que comprobar que los terminales de los conductores están bien sujetos. Si lo están y los problemas continúan, tendrás que cambiar la estructura.

Esto se hace soltando los terminales de los bornes del interruptor y comprobando si están bien. Cuando lo hayas verificado tendrás que conectar los conductores al nuevo interruptor. Colocarás la placa en la caja y empezarás a atornillar. Si excede parte del cable no tendrás que preocuparte, pues podrás doblarlo y colocarlo en el interior sin demasiados problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *