Corona de Navidad con cables: hazla tú mismo


La imaginación al poder. La Navidad es una época perfecta para desarrollar al máximo nuestra creatividad. Si te dedicas a crear tú mismo los adornos navideños, conseguirás un resultado más origoinal y satisfactorio que si, simplemente, los compras en cualquier tienda.

Para ayudarte, aquí tienes una sugerencia muy interesante. ¿Qué te parece hacer una corona navideña de estilo rústico-chic para la puerta de entrada de tu casa? La idea es buena, pero lo realmente genial es cómo está hecha: con cables eléctricos que te hayan sobrado de algún trabajillo de electricidad, unas piñas recogidas en el parque y algunas bayas rojas.

Un adorno reciclado


Este trabajo de bricolaje lo tiene todo: es fácil y puedes hacerlo todo por ti mismo. Es decorativo y original. No requiere de muchos materiales ni de herramientas complicadas. ¿Qué más necesitas para ponerte manos a la obra?

Lo primero que tienes que hacer es buscar los materiales que te harán falta: a saber, cable eléctrico reciclado de color blanco, un aro de madera, piñas pequeñas y medianas, bayas rojas, pintura blanca en spray, pistola de pegamento, grapadora, alicates y martillo. Como ves, nada muy difícil de encontrar.

Facilísimo de hacer


Para empezar, pinta el aro de madera con la pintura blanca en spray y deja secar. Después corta el cable en trozos de tamaño similar y ve grapándolos al aro doblados en dos. Ve poniendo trozos más grandes detrás y algo más pequeños en la parte delantera. Rellena todo el anillo de madera, asegurando las grapas con el martillo.


Con ayuda de la pistola de pegamento, ve pegando al aro las ramitas con las bayas rojas. Por último pega las piñas de forma que oculten las grapas. Cuando se haya secado el pegamento, tu corona de Navidad estará lista. Añade un gancho para colgarla de la puerta y ¡listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *