Decoración con colores en los dormitorios


A la hora de elegir la decoración para el dormitorio tenemos que tener muchas cosas en cuenta, como el espacio disponible, la edad de los que dormirán allí y unos cuantos aspectos más. Los colores que elijamos son muy importantes ya que influirán en el tipo de muebles que vayamos a poner y en la decoración final.

Aunque está claro que tienes que elegir colores que te gusten, también es muy importante tener en cuenta determinados factores como la luminosidad de la habitación para poder conseguir un ambiente relajado en el que poder descansar de forma saludable, que en los dormitorios de eso se trata. Toma nota de estos consejos para elegir los colores para el dormitorio:

Colores neutros: Aquí entran todos aquellos tonos de blanco, negro, gris, dorado, plateado y similares. Son ideales si quieres una decoración minimalista o también muy moderna pero en la que no haya sobrecarga de colores ni muebles. Con estos colores ganarás amplitud visual y también una mayor luminosidad.

Colores fuertes: En esta categoría podríamos meter el rojo, azul, naranja o verde en sus tonalidades más oscuras o llamativas. Son la mejor elección para los dormitorios juveniles aunque algunos de ellos reducen bastante el espacio a nivel visual, así que es algo a tener muy en cuenta cuando vayas a elegirlo. Lo que puedes hacer es pintar una pared de estos colores y las demás en tonos neutros para lograr un contraste más bonito y llamativo.

Colores claros: Son colores como el beige, amarillo claro, azul cielo, rosa o lila y quedan muy bien especialmente en los dormitorios infantiles ya que les aportan muchísima tranquilidad y relajación. Todos ellos combinan genial con el blanco así que tienes un amplio abanico de posibilidades para conseguir diferentes estilos y decoraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.